Las empresas que ganaron contratos petroleros derivados de la Reforma Energética incumplieron con las inversiones aprobadas para 2019.

Los operadores petroleros de las áreas contractuales adjudicadas ejercieron casi la mitad —49.7%— de las inversiones aprobadas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), es decir, solo 2,279 millones de dólares (mdd) de los 4,538 mdd planteados por las compañías energéticas, de acuerdo con las cifras del regulador al 31 de diciembre del año pasado.

Las inversiones aprobadas son aquellas que las compañías operadoras estiman ejercer para cada bloque y para cada tipo de plan (exploración, evaluación y desarrollo), las cuales se componen de actividades, subactividades y subtareas.

Dichos contratos incluyen tres asociaciones de Pemex con empresas privadas, cinco migraciones y 102 contratos adjudicados  en nueve procesos de licitación durante el sexenio priista de Enrique Peña Nieto gracias a su iniciativa de Reforma Energética, aprobada por el Congreso mexicano en diciembre de 2013.

Pemex Exploración y Producción (PEP) fue la empresa con mayor inversión contractual de 2019, con un desembolso de 512 mdd en la migración sin socio para el bloque marino Ek-Balam, pero 45% menor a la cifra que aprobó el regulador.  El segundo lugar de inversión fue ocupado por la petrolera italiana ENI con 370 mdd en el área contractual A1 de la ronda 1.2  en aguas superficiales, 7.7% por debajo de la cifra aprobada en su plan. La argentina Hokchi Energy ocupa el tercer lugar con el bloque A2 de la ronda 1.2 con una inversión ejercida de 224 mdd, 4.6% por debajo de lo aprobado.

La Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), que aglutina a 41 compañías petroleras de 19 países, dijo a Forbes México que la normatividad aplicable prevé variaciones en la ejecución de actividades, y por ende de inversiones, por lo que los tiempos de ejecución pueden adecuarse según las condiciones técnicas, operativas y económicas. “Lo anterior no supone el incumplimiento de los contratos ni de los compromisos establecidos”, agregó el grupo empresarial que preside Alberto de la Fuente.

Por ejemplo, un plan de exploración puede contemplar la perforación de un pozo con inversión asociada tras estudios sísmicos, pero si este revela que el subsuelo no es el esperado por la compañía operadora, la firma tendrá que replantear sus objetivos, diseño y fecha de operación.

El regulador de hidrocarburos explicó que las cifras de inversión son preliminares, y los operadores aún tienen seis meses adicionales para registrar desembolsos realizados el año anterior, aunque si las actividades se facturan en 2020, los montos puede ser contabilizados en el año en curso.

Además, la CNH puede pedir a las compañías petroleras que modifiquen sus planes de exploración o desarrollo sin que derive en una sanción.

El artículo 62, fracción tercera, de los líneamientos que regulan los planes de exploración y desarrollo para la extracción de hidrocarburos establece que los operadores deberán presentar el formato correspondiente y el documento con los cambios cuando exista un aumento o reducción de 15% o más de la inversión a ejecutar comparada con la inversión aprobada en el plan vigente y en términos reales.

Para 2020, las compañías petroleras tienen inversiones aprobadas por 3,972 millones de dólares en planes de exploración, evaluación y desarrollo, de acuerdo con cifras de la CNH al 31 de diciembre.

Lee también: Pemex y la IP fracasan en sus metas petroleras de 2019

 

Siguientes artículos

acapulco turismo
Tianguis Turístico se mantiene en pie, asegura Concanaco
Por

La cámara empresarial destacó que México tiene experiencia en la aplicación de acciones de prevención en enfermedades vi...