Notimex.- Un grupo de encapuchados vestidos de negro que participaban en la marcha pacífica por los cinco años de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, vandalizaron negocios y edificios públicos, además de provocar a automovilistas.

Durante la manifestación, los embozados que corrían por todas partes entre la marcha y las orillas de los participantes que avanzaban tranquilamente, arrojaron cohetones y rompieron cristales de la Secretaría de Bienestar, así como de un restaurante de la glorieta de Colón, donde también hicieron pintas y rociaron gasolina que fue encendida.

Los destrozos son acompañados por cohetones que prenden, además de que cargan extintores extraídos de inmuebles, así como gasolina con amenaza de prenderla en los lugares que vandalizan, sin que hasta el momento haya intervención policiaca.

Las agresiones con palos y piedras por parte de los anarquistas no se limitaron a los inmuebles a su paso, sino que se extendieron a los representantes de los medios de comunicación que cubrían la movilización sobre Paseo de la Reforma.

Crónica visual: Oswaldo Ramírez para Forbes México.

 

Te recomendamos: Caso Ayotzinapa necesita avances reales, no simbólicos: Amnistía Internacional

 

Siguientes artículos

Juez frena juicio contra esposa de Emilio Lozoya
Por

Un juez no aceptó las pruebas que supuestamente demuestran que la residencia con la que cuenta Helene Eckes en Ixtapa, f...