Por Biz Carson 

Un error de software sacó volando a los usuarios de Lime después de un fallo que causó que las ruedas delanteras de los scooters se bloquearan al azar en la mitad del recorrido. La frenada repentina causó al menos 30 lesiones en 155 incidentes, dijo Lime a los funcionarios de Auckland, Nueva Zelanda.

Las lesiones iban desde golpes y rasguños hasta al menos tres casos más graves, como una mandíbula rota y un hombro dislocado. El viernes, la ciudad decidió suspender a la compañía con sede en San Francisco hasta que pueda probar que sus patines están en orden.

“Recientemente nos dimos cuenta de un problema de software que puede provocar que el mecanismo de bloqueo en la rueda delantera se active durante un viaje”, dijo Lime en una declaración a Forbes. “Menos del 0.1% de todos los viajes de Lime en Nueva Zelanda se han visto afectados por este problema, específicamente el 0.0086%. Si bien [esto representa] una pequeña fracción de los más de 1.8 millones de viajes en scooter hasta la fecha, incluso un incidente reportado sería demasiado”

PUBLICIDAD

No es la primera vez que Lime ha tenido que retirar sus scooters debido a problemas de seguridad relacionados con el frenado. En enero, TechCrunch informó que Lime había retirado sus scooters de Suiza después de una serie similar de frenos aleatorios que causaron lesiones a los usuarios. En la carta de la compañía para los accionistas en ese momento, Lime dijo que estaba investigando si una actualización de software estaba causando que los scooters se reiniciaran a mitad del viaje, lo que activaría su sistema de frenos antirrobo. Lime no pudo comentar si el problema de Suiza estaba relacionado con el de Nueva Zelanda. Lime tampoco pudo comentar si había recibido informes de que este problema haya ocurrido fuera de esos dos países.

Actualización: el 23 de febrero de 2019, Lime confirmó el error y dijo que el problema de frenado excesivo ocurría cuando los ciclistas iban cuesta abajo a altas velocidades y golpeaban un bache u otro obstáculo en el camino. La compañía le confirmó a Forbes que el error estaba presente en otros países además de Nueva Zelanda y Suiza, y que está implementando una actualización para sus scooters a nivel mundial. Lime advirtió a los usuarios que deben tener mucho cuidado durante los días posteriores a la actualización.)

En Nueva Zelanda, Lime dice que ha implementado una actualización de firmware para solucionar el problema y ha visto una “reducción significativa” en los incidentes reportados. Sin embargo, la compañía dice que todavía está investigando un informe de frenado excesivo desde que se publicó la actualización. Tampoco se pudo comentar si la corrección se aplicó a todos los scooters Lime o solo a los afectados en Nueva Zelanda.

“Estamos agradecidos de que casi todas las lesiones reportadas son rasguños y moretones leves, aunque lamentablemente hay tres reportes de fracturas o esguinces. Hemos estado en contacto con cada cliente para ofrecer nuestro apoyo”, dijo Lime en su comunicado.

Hasta entonces, los funcionarios de Auckland optaron por suspender la licencia de la compañía para operar debido a preocupaciones de seguridad. Lime acordó realizar una revisión independiente para evaluar la causa del problema e informar cualquier incidente que ocurra.

“La seguridad de las personas que usan e-scooters y las que comparten el medio ambiente con ellos es nuestra prioridad número uno”, dijo el Director de Operaciones del Consejo de Auckland, Dean Kimpton, en un comunicado de prensa. “Si bien apreciamos las comodidades que ofrecen los e-scooters como una solución de transporte innovadora, la seguridad no es negociable”.

 

Siguientes artículos

Gobierno pagará 34,000 mdp por Fibra E del Nuevo Aeropuerto
Por

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes dijo que el 98.5% de los tenedores aceptó su propuesta.