Los gobierno de Estados Unidos y Japón se reunieron este lunes para abordar la “escalada” unilateral de Corea del Norte y las consecuentes acciones que se llevarán a cabo después de que Pyongyang realizó el viernes pasado otra prueba de un misil de largo alcance, lo que el gobierno de Donald Trump considera “una amenaza directa, grave y creciente”.

De acuerdo con agencias internacionales, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, habló con el presidente estadounidense Donald Trump. Tras la conversación acordaron la necesidad de nuevas acciones respecto a Corea del Norte, pero no ofreció detalles sobre las mismas.

Por su parte, un comunicado de la Casa Blanca, posterior a la llamada telefónica, indicó que ambos líderes acordaron que Corea del Norte representa “una amenaza directa, grave y creciente” no sólo para Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, sino también para otras naciones en todo el mundo.

El texto también reafirmó el “firme compromiso” del gobierno estadounidense para defender a Japón y Corea del Sur ante cualquier ataque utilizando “toda la gama de capacidades de Estados Unidos”.

PUBLICIDAD

Lee también: Corea del Norte lanza nuevo misil; aumentan las tensiones

Esto se da horas después de que la embajadora de Washington ante Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que su país no hablará más sobre Pyongyang, y que ahora es China la que debe decidir si está dispuesta a imponer sanciones más fuertes a Corea del Norte.

El comunicado de la embajadora señaló que cualquier nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU carecerá de valor mientras no incremente “significativamente la presión” sobre Corea del Norte; agregando que tanto Japón como Corea del Sur deben tomar mayores medidas ante esta situación.

El primer ministro japonés destacó que los esfuerzos de la comunidad internacional para encontrar una solución pacífica aún no han dado frutos, y llamó a otras potencias, como China y Rusia, a adoptar una postura de mayor presión a Pyongyang.

“La sociedad internacional, incluyendo Rusia y China, necesita tomar esto en serio y aumentar la presión”, dijo Abe.

El jefe de Gabinete de Japón, Yoshihide Suga, dijo que la charla entre Abe y Trump duró unos 50 minutos, y en ella también se habló de que China puede desempeñar un rol “extremadamente importante”.

El gobierno japonés reveló también que no se discutió una acción militar contra Norcorea, ni lo que constituiría el cruce de una “línea roja” por parte de Pyongyang, de acuerdo con un mensaje a la prensa el portavoz Koichi Hagiuda.

La crisis internacional entre Corea del Norte y opositores a su programa armamentista, liderados por Estados Unidos, tuvo una nueva escalada el fin de semana pasada, ya que Pyongyang realizó un nuevo lanzamiento de un misil balístico.

Hace unas semanas, el régimen comunista de Corea realizó con éxito el primer disparo de un proyectil intercontinental capaz de alcanzar territorio estadounidense, provocando la alerta y rechazo del gobierno estadounidense, que incluso presionó a China –afín a Norcorea– para que interviniera en la situación.

Con información de agencias.

 

Siguientes artículos

campo-PIB
Sector agropecuario lastra el crecimiento del PIB
Por

El PIB aumentó 0.6% en el segundo trimestre frente al inmediato anterior, de acuerdo con cifras preliminares del Inegi....