En su primera presentación como Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera se mostró nervioso, estresado e incluso su lenguaje corporal denotó un “conflicto interno”, una comunicación no verbal poco afortunada para un funcionario que debe transmitir confianza a la ciudadanía y los mercados.

Alrededor de dos horas después de la renuncia de Carlos Urzúa como titular de Hacienda, Andrés Manuel López Obrador publicó en sus redes sociales un video en donde presentó a Herrera como el nuevo encargado de la dependencia, en el que destacó la actitud de preocupación del funcionario.

“El constante parpadeo indica estrés, nerviosismo, incluso con esa velocidad con la que lo hace indica un rompimiento de un dialogo interno, que está pasando por un conflicto. Indica que el estrés lo estaba invadiendo, le está ganando. La mirada clavada hacia el lado izquierdo indica un cruce de emociones en el que está sometido a nivel personal”, detalla Alfredo Paredes, CEO de Capitol Consulting&Communication.

Lee también: Analistas de bancos dan visto bueno a Herrera, pero los inquieta pleito en gobierno

La postura de las manos de Herrera durante el mensaje comunica una actitud defensiva además de manifestar inconformidad y molestia.

“Es importante que el Secretario de Hacienda asimile con su estilo personal que traduzca certidumbre, confianza y convocar a los actores para dar estos modelos de comunicación. Tranquilo confiado”, señala el especialista en comunicación estratégica.

Más tarde en un encuentro con medios, Herrera señaló que su actitud durante el mensaje, únicamente se debió a la formalidad que le quiso imprimir al evento.

En contraste el lenguaje verbal y no verbal del presidente López Obrador demuestra confianza y reafirma su conocido discurso enfocado en el crecimiento económico, el desarrollo y el enfoque en los más pobres.

“El presidente le da incluso un mensaje de cordialidad con ese ‘Cómo ves, Arturo’, es un trato muy efusivo, de amigos, más que de funcionarios, hay que ver que este acto sale de lo tradicional. Afirmando está relación de cercanía, pero el secretario no responde, la voz es muy a la baja, recortada, pero con debilidad ese conflicto emocional por el que va pasando”, detalla.

Previo a su designación como Secretario de Hacienda, Herrera se desempeñó como subsecretario de esta misma dependencia. Es licenciado en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), cuenta con una maestría de El Colegio de México (Colmex) y está por terminar un doctorado en la Universidad de Nueva York.

Durante la gestión de AMLO como Jefe de Gobierno, se desempeñó como secretario de Finanzas de la Ciudad de México y colaboró como gerente de práctica de la Unidad de Servicio Público y Desempeño para América Latina y el Caribe del Banco Mundial (BM).

Te puede interesar: Perfil | ¿Quién es Arturo Herrera, el nuevo titular de Hacienda?

 

Siguientes artículos

Desatinos y cambios de señal, un año del triunfo
Por

A lo largo de estos meses el país no ha logrado emprender un proyecto de Nación, un proyecto incluyente donde estén repr...