Estudiantes del Telebachillerato Comunitario La Monja, en la comunidad de Santa Rosa Jáuregui, en el municipio de Santiago, en Querétaro, decidieron aportar una parte de su beca bimestral con el objetivo de comprar un lote de varios cientos de tabiques para poner en marcha la obra de su nueva escuela.

En detalle, son alrededor de 40 alumnos que donaron 200 pesos cada uno de los 1,600 que reciben como parte de la Beca Universal Benito Juárez de Educación Media Superior para comprar ladrillos y lo necesario para continuar con la edificación del centro escolar.

Es que decidieron construir un nuevo centro educativo con recursos propios tras las negativas de las autoridades de los tres niveles de Gobierno.

De esta manera decidieron echar manos a la obra, donando parte de lo que reciben bimensualmente en becas.

Asimismo acuden personalmente a la obra para ‘echar la mano’ a los dos únicos trabajadores que pudieron contratar para acarrear agua, tabiques, arena y más materiales.

De acuerdo a Sin Embargo, la necesidad de contar con aulas específicas para los alumnos de bachillerato se debe principalmente a la falta de espacio, lo que en ocasiones retrasa el avance del plan de estudios, ya que deben compartir las aulas con compañeros menores.

La falta de espacio no les permitía realizar prácticas acordes a su nivel educativo y mucho menos instalar materiales necesarios para su desarrollo en las aulas, como una computadora o algunos libros.

También te puede interesar:

Huawei registra sistema operativo en México y avanza en su ‘lucha’ contra EU

 

Siguientes artículos

Losa de cimentación de NAIM quedará bajo el agua con plan de parque
Por

El responsable del Parque Ecológico Lago de Texcoco descartó que se le pueda dar otro uso a la losa de cimentación del N...