Andrés Manuel López Obrador señaló que es falso que su gobierno haya pedido “llamar a cuentas” al piloto de Aeroméxico que le pidió, en un vuelo, seguir con la construcción del aeropuerto de Texcoco y no en Santa Lucía.

“Una bienvenida especial al presidente que nos acompaña el día de hoy, esperamos que se sienta a gusto, ojalá lo podamos convencer de hacer el aeropuerto de Texcoco”, dijo el piloto Rafael Bolio al mandatario.

Aeroméxico pidió un informe a su empleado acerca de los sucedido como parte de su apego a “un Código de Conducta y a los protocolos establecidos, tanto por la autoridad regulatoria como por su normatividad interna”, según se lee en un comunicado.

López Obrador rechazó que se haya forzado a la aerolínea a reprender a Bolio, “que se manifestó con respeto y estricto apego a su derecho a disentir.

“El piloto se dirigió a mí por el sonido de una manera respetuosa. Dicen que nosotros le llamamos a su empresa para que rindiera cuentas. Es falso. Si así fuera, tendría que hablarle a Emilio Azcárraga para decirle que un conductor o conductora de Televisa se portó mal y nos calumnió. Si así fuera nunca acabaría”, señaló.

 

 

“Si fuera así, tendría que hablar a Milenio, a Televisa, a Reforma; no trabajaría, estaría dedicado a eso. Es un asunto de principios. Garantizamos el derecho a disentir, a la libre manifestación de las ideas. Establecemos una auténtica democracia”, indicó el presidente en su conferencia de prensa matutina.

 

Siguientes artículos

Lujo personalizado, ¿qué tiene de nuevo?
Por

¿Es la personalización una nueva característica del lujo o es una vuelta a los orígenes? Las oportunidades que brinda la...