Por: Yvette Mucharraz y Cano y Karla Cuilty Esquivel

De acuerdo con el Índice Global de la Brecha de Género 2023, publicado por el Foro Económico Mundial, de seguir con la tendencia actual, se requieren 131 años para cerrar las brechas entre hombres y mujeres a nivel mundial con un incremento de apenas 0.3 puntos porcentuales respecto al 2022. Hasta este momento, el país más igualitario es Islandia. México se encuentra en el 33° lugar con una agenda pendiente en materia de participación económica y oportunidades para las mujeres en su mercado laboral (WEF, 2023), aunque los retos no se limitan a este punto. 

La metodología del Índice se basa en cuatro componentes: participación económica y oportunidades, nivel de estudios, salud y supervivencia, así como empoderamiento político. Este año se analizaron 146 países, de los cuales 42 avanzaron hacia la paridad. 

El mayor avance hacia la paridad está en salud y supervivencia con 96%, seguido por el nivel de estudios (95.2%). Sin embargo, todavía existen rezagos significativos en la participación económica y oportunidades donde se alcanza 60.1% y el indicador más bajo es el empoderamiento político, con solo 22.1%. El indicador, desafortunadamente, no considera el trabajo no remunerado que también aporta valor a la economía y tampoco aborda otros aspectos, como el de la jornada laboral decente, que podría ser uno de los obstáculos para lograr el bienestar social y la equidad por la participación masculina en el hogar y el cuidado de la familia, lo cual podría reducir la inequidad para las mujeres en otros renglones.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, para alcanzar la paridad en el empoderamiento político se requieren 162 años. Los datos indican que 67 países nunca han tenido a una mujer como jefa de estado y 75 tienen como máximo 20% de presencia femenina en sus congresos o estructuras políticas similares. En este sentido, México tiene un buen desempeño debido al establecimiento de cuotas hace algunos años, lo cual es comparable con las cifras reportadas por Nicaragua, Ruanda, Emiratos Árabes Unidos y Nueva Zelanda. El componente de empoderamiento político mexicano es casi paritario por tener igualdad en el congreso y 42.1% de mujeres en cargos ministeriales.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Con relación al indicador de participación económica y oportunidades, a la tasa actual serían necesarios 169 años para cerrar la brecha a nivel mundial. El reto principal, de acuerdo con este indicador, estaría en aumentar la inclusión de la mujer en el mercado laboral. Del mismo modo, la desigualdad en los ingresos es un tema pendiente donde Irán, Argelia y Egipto presentan las mayores diferencias. Respecto a los países más igualitarios en la brecha salarial en trabajos similares están Islandia, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.

La disparidad entre hombres y mujeres en los puestos directivos, gerenciales y legislativos también es un punto para trabajar a nivel global, debido a que la brecha es de 42.9%. No obstante, la representación de las mujeres en puestos directivos ha mejorado en al menos un punto porcentual en 38 países. 

Para el caso mexicano hubo un retroceso, del lugar 31° al 33°. Entre los cuatro componentes se alcanzó un índice de 76.5%, es decir todavía tenemos que incrementar la paridad en 23.5 puntos porcentuales, pero ¿en qué áreas nos falta trabajar?  Aunque el componente educativo es alto (99.4%) porque existe plena igualdad en la educación terciaria y 98.4% en la tasa de alfabetización. La educación femenina no se traduce en una mayor participación en el ámbito laboral y, desafortunadamente, se observa que en el grupo poblacional de los jóvenes, la deserción escolar, la falta de capacitación y el retraso en la participación en el trabajo remunerado, podrían complicar el escenario en el mediano plazo. Cifras del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE muestran que 26.3% de las mujeres jóvenes mexicanas no estudian, se capacitan o trabajan, porcentaje alto en comparación al 9.7% de los varones (Elaboración CIMAD con datos de la ENOE-INEGI, 2022). 

Por otra parte, la disparidad en el mercado de trabajo asciende a 57.6% en mano de obra, así México ocupa el lugar 125° de los 146 países. Además de eso, solo 38.5% de los altos funcionarios son mujeres. Investigaciones del CIMAD presentan datos similares, por ejemplo; 38.6% de las mujeres están en alta y media dirección y 42.2% de mujeres tienen un trabajo remunerado respecto al total de mujeres.

En el componente de Salud y supervivencia, en parte debido a la pandemia, han existido retrocesos en la esperanza de vida de las mexicanas (2.4 años), mientras que la reducción masculina es menor (1.5 años). Al analizar la mortalidad materno-infantil, sigue teniendo una alta prevalencia, llegando hasta 33 fallecimientos por cada 100 mil nacimientos, aunado a un índice de violencia de género de 14% del total de la población femenina a lo largo de su vida. El periodo de paternidad y maternidad de 7 y 84 días respectivamente, comparados con otros países, es insuficiente.

Aun cuando a nivel nacional e internacional se perciben mejoras sustantivas en la equidad, sobre todo en los componentes de educación y salud todavía existen retos en el componente político por su estancamiento. La participación económica es uno de los rubros preocupantes al presentar retrocesos. Por ello, es necesario generar estrategias empresariales que promuevan la participación femenina y que faciliten la integración empresa-familia para no tardar 131 años en alcanzar la paridad.

Contacto:

*Directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE Business School.

**Investigadora Sénior del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE Business School.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Nearshoring BM caribe América latina
Nearshoring en México: una oportunidad histórica para la economía del futuro
Por

México tiene todo a su favor para lograr ser uno de los países líderes gracias a sus ventajas geográficas, humanas y eco...