Reuters.- El aumento de los riesgos y la debilidad mostrada por recientes datos económicos no deberían impedir un crecimiento sólido de la economía estadounidense este año, pero la Reserva Federal seguirá “paciente” a la hora de decidir nuevas alzas de tasas de interés, dijo el presidente de la entidad, Jerome Powell.

En un testimonio preparado conocido antes de su audiencia del martes ante la Comisión de Bancos del Senado, Powell reafirmó el cambio de política efectuado por el banco central de Estados Unidos en enero, citando “señales conflictivas y a contracorriente” que debilitaron la opción de nuevas subidas de tasas e hicieron más incierto un panorama positivo.

“Consideramos las actuales condiciones económicas como saludables y el panorama económico como favorable”, dijo Powell en la declaración preparada, proyectando que la economía estadounidense en 2019 “se expandirá a un ritmo sólido, aunque algo más lento que en 2018, y el mercado laboral seguirá fuerte”.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Los minisalarios serán positivos para el comercio, pero no a gran escala
Por

La mejora del consumo será imperceptible tras el aumento a los bajos salarios: los mexicanos que ganan el mínimo suman 8...