La agencia Fitch Ratings ratificó la calificación soberana y mantuvo su perspectiva para la economía mexicana como “estable”, no obstante, advirtió que un gobierno administrado por Andrés Manuel López Obrador podría ser riesgoso.

A través de un comunicado, la calificadora señaló que una administración de AMLO podría derivar en una aplicación más lenta de las reformas estructurales, especialmente de la energética, además de que podría reorientar la política económica hacia una mayor intervención estatal, y un gasto fiscal más elevado.

“Como resultado, la volatilidad del mercado financiero podría intensificarse antes de las elecciones del 1 de julio o después y representar otro obstáculo para el crecimiento y la inversión. Sin embargo, los controles y equilibrios institucionales, la probabilidad de un Congreso dividido y salvaguardas constitucionales sobre algunas de las reformas estructurales podría evitar una salida rápida y marcada bajo esta administración”, apunta el documento.

Sobre la nota ‘BBB+’ de México, Fitch señaló que ésta se debe a que considera que el país posee una base económica diversificada y un historial de políticas económicas disciplinadas que han dado estabilidad macroeconómica, las cuales “se contraponen a limitaciones como un crecimiento económico moderado, debilidades estructurales en sus finanzas públicas, poca penetración del crédito y una debilidad institucional que se evidencia por la alta incidencia de violencia y corrupción relacionadas con las drogas”, dijo en un comunicado.

PUBLICIDAD

Asimismo, estimó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) seguirá siendo moderado y espera que sea de 2.4% para 2018 y 2019, en comparación con el 2% que registró en 2017.

“Una mayor demanda de Estados Unidos, mayores precios del petróleo y la estabilización de la producción, así como la implementación de las reformas estructurales podrían sostener el crecimiento”, precisó.

Además del riesgo derivado de las elecciones de julio próximo, la calificadora crediticia advirtió sobre “las persistentes incertidumbres que rodean a las negociaciones TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte)”, como otro factor que podría afectar la llegada de inversión y el crecimiento de la economía mexicana.

En su revisión a la nota soberana del país, también mencionó que las calificaciones de corto plazo en moneda local y extranjera fueron ratificadas en ‘F2’, respectivamente.

Y también reconoció, entre otros puntos, que la gestión fiscal conservadora que mantiene el gobierno ha permitido el cumplimiento de sus objetivos a pesar de los choques negativos en los ingresos petroleros.

 

Siguientes artículos

La Unión Europea consulta con sus industrias las represalias a EU
Por

El bloque europeo planea fijar aranceles de 25% sobre una serie de productos estadounidenses, desde el maíz hasta las mo...