La velada de los Golden Globes tomó un giro diferente este año, incluso dentro de lo inesperados que suelen ser este tipo de eventos. Pero la ocasión lo ameritaba, dado que el año pasado surgieron acusaciones de acoso sexual que cimbraron Hollywood como ningún otro tema lo había hecho en años recientes, propiciando un activismo social que protagonizó la velada anual a la que acuden sin falta los protagonistas de la industria cinematográfica.

Este año, al poco tiempo del inicio de la transmisión de la tan esperada alfombra roja, millones de televidentes alrededor del mundo se percataron de que algo era diferente. Y es que como parte de la iniciativa Time’s Up -que puede traducirse como “Se acabó”, la cual apoya a mujeres que han sufrido acoso y abuso sexual- muchas de las asistentes decidieron asistir a la gala vestidas de negro.

Incluso, muchas actrices caminaron sobre la alfombra roja acompañadas por activistas que luchan a favor de diversas causas fuera de la industria del entretenimiento, entre ellas:

-Calina Lawrence, quien dedica su vida para luchar por los americanos nativos y acompañó a Shailene Woodley.
-La activista Marai Larasi, quien trabaja para erradicar la violencia en contra de las mujeres de color, asistió con Emma Watson.
-Tarana Burke, creadora del hashtag #MeToo, acompañó a Michelle Williams.
-Saru Jayaraman, quien trabaja a favor de los derechos de empleados en la industria restaurantera, asistió con Amy Poehler.
-Ai-Jen Poo, director de la National Domestic Workers Alliance, fue al evento con Meryl Streep.
-Rosa Clemente, cuya causa son los derechos de los prisioneros, fue la invitada de Susan Sarandon.
-Mónica Ramírez, presidenta de la Alianza Nacional de Campesinas, trabaja por los derechos de estas mujeres y asistió con Laura Dern.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Los cuatro libros más esperados del año

Como parte del activismo que marcó la ceremonia, las luchadoras sociales emitieron un comunicado conjunto en el que expresaron su esperanza de que su presencia en los Golden Globes ayude a crear cambios importantes.

“Creemos que estamos llegando al punto de la transformación de la cultura de la violencia en los países donde vivimos y trabajamos. Es un momento para transformar tanto las reglas escritas como las no escritas que devalúan las vidas y las experiencias de las mujeres”, cita el comunicado.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

 

Siguientes artículos

¿Qué hacer el fin de semana? consulta la Guía Forbes Life
Por

Exposiciones artísticas, muestras fotográficas o galas de danza; decide qué visitar este fin de semana.