Los internados internacionales o boarding schools son una opción de educación premium en ciertos países, y aquí te compartimos lo que observamos en un recorrido en Suiza por tres de las escuelas más exclusivas del mundo.

A nadie sorprende que en Suiza se encuentren muchas de estas escuelas, ya que es un país cuyo sistema educativo es de los mejores del mundo: empata con Bélgica en segundo lugar, detrás de Finlandia, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial. El país también destaca en el Índice de Prosperidad (cuarto lugar en 2017) y en el Índice de Progreso Social (tercer lugar en 2016).

Suiza, escuelas, lujo

Foto: Said Pulido

Aunado a ello, el multiculturalismo y el multilingualismo no son conceptos ajenos a Suiza, un país en el centro de Europa con apenas 8.5 millones de habitantes en el cual se hablan cuatro idiomas oficiales –alemán, francés, italiano y romanche– (se estima que más de un cuarto de su población está conformada por personas que no nacieron en Suiza). En ese sentido, nos dimos a la tarea de visitar tres escuelas de Nord Anglia Education (NAE) para conocer más de cerca su filosofía y metodología, entrevistando al director de cada plantel y charlando con estudiantes mexicanos que ahí estudian.

Collège du Léman

PUBLICIDAD
College du Leman, escuelas, Suiza, lujo

Foto: College du Leman

Collège du Léman se ubica en la comunidad de Versoix, a las afueras de Ginebra, sede de más de 300 organismos internacionales y no gubernamentales, entre ellos la Organización de Naciones Unidas (sede alterna a Nueva York), más de 200 embajadas y más de 140 empresas multinacionales. En esta escuela estudian alrededor de mil 800 alumnos, 220 de los cuales son parte del internado (el resto son alumnos diurnos, de preescolar a preparatoria), provenientes de más de 100 países, en un campus de 8 hectáreas en la comunidad de Versoix, a las afueras de Ginebra.

“Nuestra filosofía es que los alumnos desarrollen todo su potencial. Si bien lo académico es importante, queremos que también dediquen tiempo a los deportes, a la música y a las artes en general. Normalmente se inscriben hijos de empresarios y funcionarios que están trabajando en Suiza, y desde luego tenemos gente de todo el mundo que viene por esa experiencia internacional. Hacemos hincapié en que los alumnos vivan todo lo que la escuela ofrece, lo que el entorno cercano ofrece y más allá. A los alumnos les decimos que la escuela es su hogar, pero que Suiza es su campus”, comentó Thomas Chadler, director de Collège du Léman.

College du Leman, Suiza, lujo, escuelas

Foto: College du Leman

Dos alumnas mexicanas, Renata y Sofía, de segundo y tercero de secundaria, nos acompañaron en el recorrido por el campus, destacando las más de 80 de actividades extracurriculares que ofrece la escuela, dentro y fuera del campus, incluso los fines de semana, “por lo que no hay tiempo para aburrirse”. Así mismo, describieron las residencias como espacios que cuentan no solamente con “padres de casa”, o personas a cargo de su seguridad y bienestar, sino con asistentes de padres de casa e incluso con tutores para mayor apoyo y seguimiento académico.

“Y nuestra metodología se centra en que los alumnos adquieran habilidades transferibles que serán útiles en cualquier profesión en la que se desempeñen a futuro, aspectos como trabajo en equipo, auto confianza, negociación, hablar en público y el sentido de emprender, entre otros aspectos. La gente cada vez quiere descubrir más, emprender más, pensar fuera de la caja, y es precisamente el enfoque que tenemos. Las clases giran en torno a proyectos para resolver alguna problemática”, concluyó el directivo.

Costo aproximado por año escolar (de septiembre a junio): 89,500 francos suizos (90,800 dólares).

Collège Champittet

College Champittet, Suiza, escuelas, lujo

Foto: College Champittet

Nuestra siguiente visita se realizó en Collège Champittet, ubicado en Lausana, a orillas del Lago Léman, donde Philippe de Korodi, director de la escuela, enfatizó que en este internado internacional -como en otros de NAE- también se trabaja mucho “para que los alumnos aprendan a aprender”, inculcando en ellos ese espíritu de crecimiento y aprendizaje constante, en todos los aspectos de la vida.

“Sabemos que no podemos prepararlos para todo en la vida, pero podemos darles herramientas y técnicas para que nunca dejen de aprender, habilidades que les serán útiles al ingresar a la universidad y posteriormente al mercado laboral. Y aquí vale la pena destacar que el rol de los maestros ha cambiado, ya que hoy actúan más como facilitadores frente a grupos de aprendizaje colaborativo, como detonadores de inquietudes e incluso como mentores”, explicó el director.

Aunado a lo anterior, Philippe de Korodi precisó que la perspectiva de Collège Champittet parte de que todas las personas tienen talentos; la clave es encontrar la llave para detonarlos. Indicó que la escuela se fundó hace más de un siglo como una escuela católica y que “ha logrado adaptarse y evolucionar con el tiempo”, sin perder su esencia en torno a los principios de honestidad, valor y ambición (en el sentido de perseverar y lograr). Además, destacó que se trabaja mucho en detectar y potenciar las habilidades y fortalezas de cada alumno, “ya que cada persona tiene diferentes inteligencias y no todos aprendemos de la misma forma”.

College Champittet, escuelas, lujo, Suiza

Foto: College Champittet

Como en el caso de las otras escuelas de NAE en Suiza, la educación se imparte en inglés, en francés o es bilingüe, dependiendo del perfil de los alumnos y el programa en el que se inscriban. Una de sus actividades extracurriculares puede ser un viaje para escalar el Kilimanjaro, el pico más alto de África, lo cual implica una preparación física, mental y de logística de meses.

En este caso, el recorrido por el campus estuvo a cargo de Santiago, originario de Oaxaca, quien cursa su segundo año de preparatoria en Collège Champittet y que posteriormente desea estudiar en alguna universidad de Estados Unidos. Indicó que es genial poder vivir en el campus donde estudia, donde además puede convivir con gente de todo el mundo y tiene la oportunidad de viajar a algún lugar de Europa al menos una vez al mes. Finalmente, indicó que eligió esta escuela porque un hermano suyo, además de otros familiares y amigos, han estudiado aquí anteriormente.

Costo aproximado por año escolar (de septiembre a junio): de 79,650 a 87,000 francos suizos, dependiendo del grado (80,850 a 88,310 dólares).

Beau Soleil

escuelas, lujo, Suiza, Beau Soleil

Foto: Beau Soleil

Para concluir, Beau Soleil, en la comunidad de Villars-sur-Ollon en medio de los Alpes Suizos, aproximadamente a una hora de Lausana, fue otra de las escuelas que visitamos.

Si hay una forma de describir un internado internacional premium, Collège Alpin Beau Soleil entra en esa categoría. Ha sido descrita como la escuela más cara del mundo y por sus aulas han pasado desde hijos de empresarios, artistas y políticos de diferentes partes del mundo, hasta miembros de casas reales.

“Para nosotros el concepto de educación personalizada toma otro nivel, con una relación alumnos-profesor de 4-1 con el fin de asegurar el mejor desempeño académico posible. Es una escuela premium donde todos los alumnos viven en el internado y el número máximo de alumnos que estudian en el campus se limita a 250. Creemos que cuando se habla de educación se habla de conocimientos y habilidades para toda la vida, algo que realmente no tiene precio”, dijo en entrevista Kevin Foyle, director de la escuela.

escuelas, Beau Soleil, Suiza, lujo

Foto: Beau Soleil

El directivo enfatizó que en Beau Soleil están convencidos de que es necesario trabajar en las pasiones de los alumnos, ya que entre más se cultivan más seguros de sí mismos y más autoconfianza van a desarrollar. En cuanto a la filosofía de la escuela, la describe como una que impulsa a los alumnos a dar lo mejor de sí mismos en todos los aspectos, por lo que se les invita a pensar y soñar en grande.

Actualmente alumnos de 55 nacionalidades estudian en Beau Soleil, incluyendo cinco mexicanas. Una de ellas, Ángeles, cursa el segundo año de preparatoria y nos acompañó durante el recorrido por el campus, compartiendo que se siente muy contenta por vivir la experiencia Beau Soleil. Aunque va para un año que no está en México, en sus días libres y periodos vacacionales prefiere recorrer Europa o Asia.

Beau Soleil, escuelas, lujo, Suiza

Foto: Beau Soleil

En Beau Soleil, comentaron por separado nuestra guía mexicana y el director del campus, son muchas las experiencias emocionantes en las que los alumnos pueden participar, tanto dentro del aula y dentro del campus, como en el pueblo donde se ubica la escuela y más allá. Por ejemplo, la escuela cuenta con su propia pista de hielo, sus propias pistas para esquiar y su propio chalet, así que cada alumno tiene su propio uniforme y equipo de esquí. Y los programas extracurriculares de los estudiantes van desde tenis y natación, hasta actividades ecuestres, golf y saltos en paracaídas.

Para quienes buscan algo todavía más exclusivo, la escuela organiza viajes educativos y recreativos a lugares como Groenlandia o la Antártida, por dar algunos ejemplos.

“Es un lugar donde todo es posible, con la planeación adecuada, y todo contribuye al desarrollo integral de los alumnos, ya que la educación y el crecimiento personal no solamente se logran en el aula”, puntualizó Kevin Foyle.

Beau Soleil, escuelas, lujo, Suiza

Foto: Beau Soleil

Al referirse a la filosofía de la institución, dijo que es una escuela de mucha tradición, de mucho prestigio, que hoy por hoy enfatiza el pensamiento crítico como es la tendencia de las mejores escuelas del mundo, con base en respeto, responsabilidad, curiosidad, determinación y trabajo arduo.

Costo aproximado por año escolar (de septiembre a junio): 125,300 francos suizos (127,200dólares).

Te puede interesar: American Express lanza tarjeta metálica que ofrece experiencias premium

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Netflix
Top 5: las series más polémicas de Netflix, ¿te atreves a verlas?
Por

Estas producciones no dejan nada a la imaginación al abordar temas verdaderamente controversiales.