Maison Cartier es una de las grandes firmas que presenta en Ginebra, Suiza, en el marco del Salón Internacional de la Alta Relojería, sus más llamativas novedades.

Un encuentro entre universos paralelos, la Alta Relojería y la Alta Joyería se ha plasmado en decenas de auténticos objetos, que desde hace más de 160 años han forjado la historia de Cartier.

En esta edición de SIHH no podía ser la excepción, pues han trasladado el enfoque que rompe las reglas en los talleres de la maison de lujo hasta Ginebra, el cual ha permitido crear piezas raras y preciosas para admirar de manera singular la belleza del mundo. Sin duda, es aquí donde el savoir-faire se complementa con creatividad y da vida a algo inimaginable.

Los artesanos dan forma, volumen y esplendor a cada pieza única como el reloj colgante Tourbillon Mystérieux Azuré, que está confeccionado en materiales que parecieran ser exclusivos de la realeza: oro blanco, diamantes, zafiros y ónix.

Indefinible, así es el alma de esta pieza que, a la vez, tiene la forma de un reloj colgante y un medallón. Este objeto fue diseñado a partir de la forma de una mariposa, sus alas son de zafiro y su cuerpo está formado por un pavé de diamantes, que por sus colores se podría definir como una mariposa nocturna.

Mientras que su cadena, está compuesta por diamantes geométricos y el zafiro del oval de 25, 94 quilates que decora la caída puede ser removido. El movimiento es mecánico de manufactura y cuerda manual. Una pieza que presenta la pasión del arte relojero a través de la innovación.

37659

Otra de las piezas que resaltan es el reloj Panthère Mystériuse, que resguarda al animal emblema de la casa de joyería de Alta Gama: la pantera. Desde 1914 el misterio de este enigmático felino ha rodeado la pasión relojera de Cartier.

Resplandeciente, esta escultura diminuta evoca en tres dimensiones la sofisticación del trabajo joyero. El felino con pelaje de diamantes y manchas de laca negra que rodea sobre la esfera; la cabeza, patas y ojos de esmeraldas, sorprende por ser muy realistas y por la transparencia de la esfera donde flotan las manecillas.

Así, el misterio de la pantera y Cartier se ha renovado con esta pieza que cuenta con 533 brillantes con corte diamante y que se remonta a 1912, cuando se lanzó el reloj Misterioso Modelo A, que inauguró una larga serie de “Milagros de la relojería”.

37595

Para mayor información:

cartier.com

@Cartier

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram