Idealmente situado a orillas del lago Lemán, Le Richemond es una leyenda en Ginebra. El galardonado hotel no sólo resguarda una historia fascinante, también ofrece una de las vistas más impresionante sobre el emblemático Jet d’Eau y la montaña más alta de Europa, Mont Blanc.

Adolphe Rodolphe Armleder tenía apenas 15 años cuando partió de su pequeña ciudad natal perdida entre la Selva Negra alemana, determinado a formarse por él mismo una carrera en la industria hotelera. Se instaló en Suiza, donde trabajo por un tiempo como camarero antes de conseguir el dinero para rentar la Riche-Mont Pension, ubicada en en la calle Adhémar-Fabri.

En 1875, el entonces joven empresario abrió las puertas del que un día sería uno de los hoteles más emblemáticos, no solo de Suiza, sino de toda Europa. Aunque en sus inicios la residencia solo contaba con espacio para 25 visitas, la elegante decoración del lugar, su servicio de primera y la extraordinaria calidad de su gastronomía formaron una sólida reputación.

Cuatro generaciones después, la leyenda de Le Richemond continúa y cada año cientos de viajeros llegan a sus puertas ávidos de adentrarse en sus espacios donde convergen el pasado y el presente.

Le Richemond, el hotel legendario en Ginebra

El galardonado hotel no sólo resguarda una historia fascinante, también ofrece vistas hermosas Foto. Le Richemond.

También te puede interesar: Los 10 mejores destinos turísticos: Foro Económico Mundial

Cada una de las suites de Le Richemond, reciben a sus huéspedes con comodidades como sillones de terciopelo, sábanas de lino italiano y flores recién cortadas. Los balcones de hierro forjado con majestuosas vistas del lago son el lugar perfecto para desayunar con los primeros rayos de sol.

Sin embargo, la Royal Armleder Suite del hotel es, sin lugar a dudas, la estancia obligada para los viajeros más exigentes. La enorme suite combina una decoración inspirada por el Art Deco con estilos contemporáneos y neoclásicos. El espacio cuenta con acabados de mármol, madera, oro y mosaicos, así como una sala de estar con chimenea y comedor con candelabro.

Le Richemond, Dorchester Collection

Royal Armleder Suite con decoración inspirada en el Art Deco. Foto. Le Richemond

En cuanto a cocina, el restaurante Le Jardín ofrece el escenario perfecto para disfrutar de una deliciosa comida con vistas a las elegantes florestas de Brunswick.

Los platillos del chef PhilippeBourrel toman inspiración de la cocina francesa elegante, ligera y fresca, elaborada con los mejores productos locales. Por su parte, el chef repostero, Sébastien Quazzola, es el encargado de deleitar a todos los comensales con postres a la vez deliciosos y artísticos.

Le Richemond, el hotel legendario en Ginebra

Postres a la vez deliciosos y artísticos. Foto. Le Richemond

Por supuesto, el legendario hotel no podría estar completo sin un spa de primera. La hermosa locación ofrece tratamientos del aclamado experto francés en cuidado de la piel, Sisley, que combinan técnicas científicas con aceites esenciales e ingredientes activos con base en plantas naturales para hacerte sentir relajado y mimado.

Hoy en día Le Richemond es miembro de la Colección Legend de Preferred Hotels & Resorts, el grupo de hoteles independientes más grande del mundo. Este año, además, fue reconocido por Forbes Travel Guide con Cinco Estrellas. Sin duda, un ícono que debes conocer en persona.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Día de Muertos Pueblos Mágicos
Cinco Pueblos Mágicos para celebrar el Día de Muertos
Por

Celebra una de las tradiciones más emblemáticas de México viajando por destinos llenos de magia, historia y entornos esp...