La crisis por la contaminación ha empeorado y la perspectiva a futuro es preocupante. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) estima que si las tasas actuales de polución continúan, para el 2050 los océanos contarán con más plásticos que con peces. Ante este problema que amenaza la vida marina y el medio ambiente en general, la Fundación Ellen MacArthur impulsó el Compromiso Global New Plastics Economy que ha sido firmado por 290 organizaciones, incluidas compañías de lujo de la industria de la moda.

Burberry y Stella McCartney se encuentran entre las marcas de lujo más comprometidas con la iniciativa desarrollada con la colaboración de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y avalada por el Fondo Mundial para la Naturaleza.“Nuestro planeta tiene un problema de desperdicio y consumo excesivo, causando estragos en nuestro medio ambiente. Los artículos de un solo uso y desechables, particularmente de plástico, terminan en vertederos, con más de 300 millones de toneladas de plástico producidas cada año. Es vital que actuemos ahora “, destacó Stella McCartney el año pasado al anunciar sus iniciativas derivadas del compromiso global.

View this post on Instagram

PUBLICIDAD

Our tan Alter-Nappa handbag is toughened-up with #Falabella chains and stamped monogram detailing. Discover more bags at #StellaMcCartney.com. . #StellaMcCartney #Stellasworld

A post shared by Stella McCartney (@stellamccartney) on

Destaca su labor por sustituir nylon virgen por nylon regenerado que se produce a partir de desechos como el plástico industrial, el tejido de desecho y las redes de pesca de los océanos, para fabricar bolsos y prendas de vestir de la línea Falabella. Otro de sus objetivos es utilizar solo poliéster reciclado para 2025, una transición que comenzó hace seis años con un material hecho con botellas plásticas recicladas. “Hasta la fecha, esta ha sido la única opción comercial disponible para nosotros, sin embargo, estamos buscando y apoyando nuevas tecnologías que nos permitirán, y la industria de la moda en general, reutilizar tejidos de poliéster”.

En acuerdo con New Plastics Economy, los objetivos establecidos por la marca se revisarán cada 18 meses y serán cada vez más ambiciosos en los próximos años. Las empresas que han firmado el compromiso global deberán publicar datos anuales sobre su progreso para impulsar las iniciativas y garantizar la transparencia con miras a alcanzar tres propósitos fundamentales:

  • Eliminar los envases de plástico innecesarios y trascender a un modelo de reuso.
  • Innovar para garantizar que el 100% del embalaje de plástico se pueda reutilizar, reciclar o transformar de forma fácil y segura para 2025.
  • Fomentar una producción circular para que los deshechos plásticos sean convertidos en nuevos envases o productos.

Por su parte, la británica Burberry se ha propuesto crear soluciones innovadoras -que abarquen toda su cadena de suministro- para hacer frente al desafío de los desechos, y para ello trabaja en estrecha colaboración con sus socios comerciales para mejorar la gestión química, reducir el consumo de energía y agua, así como aumentar el uso de energía renovable siempre que sea posible.

También lee: Burberry dejará de usar pieles animales y de quemar la ropa que no vende

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Este es el perfume más caro del mundo, ¿su precio? 1.5 millones de dólares
Por

La botella de oro y diamantes que resguarda esta fragancia es considerada la más valiosa del mercado.