La celebración más común de 14 de febrero suele ser una comida o una cena, pero ¿por qué no probar otro tipo de actividades? Hemos seleccionado algunas experiencias gastronómicas que rompen con lo tradicional, pero sin perder el lujo que es sentarse en una mesa a conversar.

La primera parte de esta serie de experiencias foodie contempla la mejor forma de maridar postres y tés gourmet. Se tiene la falsa idea de que maridaje forzosamente significa algún tipo de vino, pero a lo que en verdad se refiere es a crear la combinación ideal de sabores que hagan destacar las notas principales de las dos cosas que se casan en el paladar.

En esta ocasión la chef Paulina Abascal y los expertos en tés Dammann Frères realizaron para Forbes Life cinco combinaciones perfectas para degustar este romántico fin de semana. El lugar en el que se pueden encontrar estas delicias dulces es el Glass House Café, que es el nuevo corner ubicado al interior del Hotel St. Regis Ciudad de México. En este dulce espacio todos los días a las 4 de la tarde se realiza el ritual del té de acuerdo a como dicta la tradición inglesa y se recomienda acompañarlo con algún postre o pastel en sus sillones con vista a la Diana Cazadora.

Glass House 1

Crème brûlée con Rooibos Caramel – Este té herbal no contiene teína y ofrece toques de caramelo tanto en boca como en aroma. La combinación hace que la crema del postre sea menos pesada y se acentúe la dulzura del caramelo del mismo. El té es una mezcla que incluye el rooibos de la región de Cederberg de la provincia del cabo en Sudáfrica.

Glass House 2

Mousse de frambuesa y chocolate con Carcadet Fragola – se trata de una infusión de color rojo que combina, por lo tanto, en todos los sentidos. La mezcla de frutos rojos en el postre se mezcla con la infusión que contiene flores de hibisco, corteza de rosa mosqueta y trozos de manzana. Para no caer en los sabores cítricos, el postre encuentra el balance con la crema y el chocolate. A la nariz se distinguen los aromas de fresa, ruibarbo y pétalos de flores.

Glass House 3

Pastel de pétalos de rosa con Rooibos Vanille – el ingrediente predominante de este pastel es la vainilla, por lo que crea una exquisita armonía con este té herbal de notas dulces. La infusión tiene en su mezcla vainilla de Madagascar y rooibos de Sudáfrica. Con el fin de que no sea tan dulce, los pétalos de rosa le brindan ese toque que regresa el maridaje al balance.

Glass House 5

Tarta de chocolate y vainilla con Pomme D’Amour – a pesar de tratarse de una combinación de chocolate amargo y de leche con un té negro, éste en particular encuentra en balance a través de sus notas de manzana. El té negro de Ceilán se mezcla con la esencia de manzana caramelizada y pétalos de flor de girasol dando así cuerpo y suavidad a la combinación.

Glass House 4

Tiramisú con Lapsang Souchong – el tradicional postre italiano que mezcla sabores de vainilla, chocolate y café encuentra su armonía con un té negro originario de Zheng Shan, parte del Monte Wuyi en la provincia de Fujian, China. El carácter especiado de este té se intensifica con los sabores dulces del postre creando así una mezcla intensa de sabores. Algo distintivo de este té es que está elaborado con hojas ahumadas que se cultivan generalmente a 3500 y 5000 metros de altura.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

 

Siguientes artículos

Los mejores lugares para probar delicias de chocolate en la Ciudad de México
Por

Bien dicen que de la vista nace el amor, y al amor se le conquista por la sazón. Es por lo que en Forbes Life te present...