A través de un viaje por los sabores tradicionales de la cultura mexicana, el chef José Ramón Castillo lleva de la mano a quienes deseen experimentar los peculiares sabores de sus bombones con recuerdos en cada bocado.

 

Que Bo!, es la propuesta de confitería a cargo del chef José Ramón Castillo, quien se inspiró en los sabores y colores mexicanos para elaborar bombones y trufas de manera artesanal y posicionarse en el mercado bajo el concepto de “Chocolatería Mexicana Evolutiva”.

Muchos creerán que el chocolate puede ser sólo de tres tipos: oscuro, constituido por un 85 % de cacao; semi oscuro, elaborado con un 45 % de leche, y el chocolate blanco. Sin embargo en los últimos ocho años esto ha cambiado, José Ramón ha creado nuevos rellenos y sabores, eliminando la crema y mantequilla como se hacía tradicionalmente.

Sus sabores, emblemáticos de la cultura mexicana,  le han valido ser miembro de “Le Guide des Croqueurs de Chocolat”, la máxima guía francesa que incluye a las mejores chocolaterías del mundo. Entre los favoritos destacan maracuyá, limón y chia, tamarindo con chapulín, jamaica, mezcal, naranja con sal de gusano, guanábana, entre muchos otros más,

10649998_798879733467528_170387442437931845_n

José Ramón fue reconocido en 2011 por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) como el principal exponente del cacao y de la chocolatería mexicana, asimismo fue considerado en 2012 como maestro chocolatero y catedrático de la Universidad Cergy Pontoise, al igual de ser autor del libro KAKAW,  el cual le dio una condecoración especial por la Unesco, al considerarlo como “Libro Patrimonio de la Humanidad”.

Cada tres días en Que Bo! se elaboran 7,500 bombones a partir de cacao que se produce en los estados del sureste mexicano. Para el chef, emplear este ingrediente mexicano resulta una oportunidad para los productores, ya que como afirma “es necesario resaltar la calidad de los productos de nuestro país”, para que al consumirlos, se revalorice el trabajo de la gente del campo.

José Ramón y el mundo del chocolate

Paciencia, administración, perseverancia y, un préstamo de 1, 500 mdp, fueron los puntos clave que llevaron a José Ramón a emprender en Que Bo!, quien a sus 28 años abrió su primer establecimiento en Polanco.

Actualmente cuenta con tres sucursales en la ciudad y planea expandirse a tres puntos nuevos de ventas. En una de las nuevas tiendas se ofrecerán postres al plato, bebidas con cacao, además de una línea salada y pasteles, serán parte de la “experiencia redonda” que se ofrecerá a los comensales dentro del mundo del chocolate, afirma el chef.

10615974_790224197666415_7719641440077967490_n

Una cata exclusiva para Forbes

De entre los 21 sabores de bombones y cuatro opciones de berrines elaborados a base de este ingrediente prehispánico, José Ramón nos propuso una cata exclusiva para Forbes:

  • Ensamblaje de chocolate mexicano, que a consideración del chef, es uno de los mejores cacaos a nivel mundial y que, los millonarios podrían probar en cualquier restaurante de Europa.
  • Al consumir chocolate, se recomienda acompañarlo con vinos espumosos como el Vino “Cosecha Tardía” y el “3 V” de Casa Madero, con vinos italianos como Lambrusco y Asti, o bien, con alguna bebida espumosa como la Cerveza o el champagne, aunque también se puede optar por hacerlo con mezcal.

 

Para mayor información:

quebo.com.mx

@QueBoChocolates

 

Siguientes artículos

El tequila como inspiración en la cocina
Por

Gracias al amor por la cocina de José Cabrera, director general de Hédoné y creador de Sensaciones Cítricas, degustamos...