Las acusaciones de vínculos con el narco y supuestos sobornos entregados a autoridades mexicanas reveladas durante el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, en noviembre pasado, no salpicaron sólo al exsecretario Genaro García Luna -detenido este martes en Texas-, sino que alcanzaron a otros funcionarios y militares, e incluso a los hoy expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

A poco más de una semana de que inició el juicio del acusado jefe del cártel de Sinaloa, los testimonios vertidos en este juicio implicaban a dos expresidentes y otros altos funcionarios, a los que el líder narco habría sobornado en busca de algún tipo de protección.

Cabe recordar el caso de Jesús “El Rey” Zambada, el hermano más joven de Ismael “El Mayo” Zambada, otro líder del cartel de Sinaloa, quien subió al estrado y relató numerosos incidentes de derramamiento de sangre atribuidos a su supuesto jefe, Guzmán, que a veces se produjeron por razones menores, como negarse a estrechar la mano de Guzmán.

Zambada, un miembro de alto rango del cártel de Sinaloa hasta su arresto en 2008, hizo la última acusación de corrupción de alto nivel durante el interrogatorio del equipo de defensa de Guzmán, quien argumentó que su cliente es un chivo expiatorio para el verdadero líder del cártel, “El Mayo”, funcionarios del gobierno mexicano y las fuerzas del orden público estadounidenses.

“El Rey” dijo que el cartel realizó dos veces pagos multimillonarios a García Luna. Uno de ellos en algún momento entre 2005 y 2006, cuando Zambada y un abogado de su hermano conocieron al funcionario mexicano en un restaurante en Ciudad de México, según el testimonio relatado por Víctor Sancho, el corresponsal estadounidense del periódico El Universal.

García Luna era jefe de la Agencia Federal de Investigación (AFI) en ese momento, y la entrega de 3 millones de dólares (mdd) era para asegurarse de que nombraría a un funcionario específico como jefe de policía en Culiacán, Sinaloa, y territorio del cártel.

El funcionario en cuestión estaba “en el bolsillo” de “El Mayo”, dijo uno de los abogados de Guzmán. Zambada dijo que personalmente le entregó a García Luna el maletín con el dinero.

En el momento del otro pago, en 2007, García Luna ya era secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, cargo del gabinete que supervisaba a la policía federal. Esa vez obtuvo entre 3 y 5 mdd para asegurarse de que “no interfiriera en el negocio de las drogas” y que “El Mayo” no fuera arrestado, dijo Zambada, según Sancho.

Zambada también dijo que los miembros del cartel de Sinaloa, incluidos los miembros de la Organización Beltrán Leyva, que era un aliado del cártel de Sinaloa hasta una escisión a fines de la década de 2000, también agruparon otros 50 millones en dinero de protección para García Luna.

Calderón implicado

Calderón, quien dejó el cargo en 2012, primero desplegó tropas en masa en México para combatir la violencia relacionada con las drogas. Durante esa administración, García Luna fue criticado por el marcado aumento en la violencia relacionada con las drogas.

Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la Administración de Control de Drogas de EU, que trabajó con García Luna en los años 90 y 2000, puso en duda las acusaciones contra el exfuncionario mexicano. “Trabajé con Genaro García Luna durante muchas décadas, y durante ese período de tiempo compartimos información muy confidencial”.

“Si Jesucristo fuera nombrado jefe de la Policía Federal en México, en dos semanas lo acusarían de corrupción”, dijo Vigil. García Luna “siempre, siempre cooperó con nosotros”, brindando información y realizando operaciones.

En una carta, García Luna negó las afirmaciones de Zambada, calificándolas de “mentira, difamación y perjurio”.

También funcionario de AMLO

Zambada dijo que en 2005, su hermano pagó “unos pocos millones de dólares” a un asesor de Andrés Manuel López Obrador, en ese momento era alcalde de la Ciudad de México y hoy Presidente de la República.

El pago supuestamente se realizó en la creencia de que el funcionario en cuestión, Gabriel Regino, sería secretario de seguridad pública si López Obrador ganara las elecciones presidenciales en 2006.

Regino, quien era un funcionario de seguridad durante la alcaldía de López Obrador, negó la acusación y dijo en Twitter: “Es falso que durante mi ejercicio del servicio público he recibido algún soborno de el traficante Jesús Zambada”.

General Gilberto Toledano

Por otra parte, de acuerdo con Sopitas.com, “El Rey” Zambada declaró que cuando Toledano era comandante de la 35 Zona Militar en Guerrero, “El Chapo” le pagó 100,000 dólares en 2004 para pasar por el estado la droga traída desde Colombia.

Incluso explicó que el general Toledano era amigo cercano del Chapo y hasta lo mandó a saludar, indicó el medio.

Ignacio Morales Lechuga

En la misma información, Sopitas indica que cuando le llegó el turno, el colombiano Jorge Milton Cifuentes acusó al exprocurador General de la República y exprocurador General de Justicia del Distrito Federal, Ignacio Morales Lechuga, de recibir dinero del Cártel y además tener en la nómina al servicio de “El Chapo” a 70 policías federales.

Como otros exfuncionarios embarrados, Morales Lechuga afirmó que las acusaciones eran falsas y que resultaban calumniosas y difamadoras.

Funcionarios de Pemex

Otros de los detalles que menciona el medio, indican que poco antes de que se acabara 2007, “El Chapo” se reunió con funcionarios de Pemex para acordar el uso de ciertos barcos que irían hasta Ecuador a traer petróleo y cargamentos de cocaína, “pa’ aprovechar el viaje”.

Entre los nombres que salieron a la luz, Sopitas menciona el de Alfonso Acosta, quien de acuerdo con Milenio, tenía el cargo de secretario del Comité de Estrategias e Inversiones de Petróleos Mexicanos.

Con información de agencias y Business Insider.

Lee también: Genaro García Luna: de superpolicía de Calderón, Fox y Zedillo, a preso por narco

 

Siguientes artículos

Estudios de mercado, indispensables para rescatar los negocios: Juan Burgos
Por

El especialista en investigación de mercados asegura que las empresas deberán adaptarse a la nueva realidad de mercado c...