Las demandas del conductor contemporáneo se encuentran en constante evolución. Un auto versátil, espacioso y con diseño vanguardista aunque discreto, es un imperante moderno de quienes buscan desempeño, potencia y agilidad. La versión actual de GLC de Mercedes-Benz cumple al máximo estas necesidades.

El aumento patente del tamaño interior, así como su notable volumen del espacio de carga, de 550 a 1600 litros, suponen un incremento considerable del confort y la funcionalidad, en comparación con su antecesor. Tanto en su versión SUV como Coupé, GLC es uno de los autos más versátiles y sobresalientes actualmente, que sorprenden por superar los distintos cambios de terrenos y situaciones de forma inteligente.

La versatilidad de GLC, un auténtico multitalento de Mercedes-Benz, lo hace de gran atractivo para los que desean un SUV de lujo de tamaño mediano con numerosos campos de aplicación, abriendo nuevos caminos y marcando el estilo de vida del conductor.

GLC Mercedes-Benz interior

Lujo y confort sin comparación al volante

PUBLICIDAD

GLC incorpora el cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC, que se traduce en eficiencia, confort y dinamismo. A su vez, la suspensión neumática AIR BODY CONTROL asegura llegar más relajado a cualquier destino, sin importar la distancia.

Por su parte, la diversión en los trayectos también se incorpora de forma integral, como un elemento razonado e inteligente de su funcionalidad, ya que con el controlador DYNAMIC SELECT en la consola central se puede seleccionar cinco programas de conducción, pasando de confortable a deportivo o individual.

En su formato SUV, GLC sintetiza funcionalidades y diseño de forma integrada y moderna como ninguno, mediante soluciones de alto rango, tales como su piloto automático para estacionar con PARKTRONIC, su portón trasero EASY-PACK, así como su elegante y asombrosa Iluminación de ambiente, su climatizador THERMATIC, o sus hermosas molduras negras de madera de fresno de poros abiertos.

GLC Mercedes-Benz interior 2

En tanto, la versión Coupé de GLC logra superarse a sí misma, entregando aspectos realmente destacados: panel táctil con controlador, asientos delanteros con función de memoria, retrovisores eléctricos, cámara de 360 grados, display multimedia de 21.3 centímetros con Comand online y un preciso limitador de velocidad TEMPOMAT, integrando un nivel de tecnología incomparable a este vehículo.

Mercedes-Benz logra reconfigurar las demandas más exigentes de funcionalidad, lujo y confort, posicionando a GLC como una de sus grandes estrellas, dignos del conductor moderno. En suma, uno de los mejores autos de sus tiempos.

También puede interesarte: GLE 500e, la SUV de Mercedes-Benz con propulsión híbrida enchufable.

 

Siguientes artículos

Este hotel es un escenario natural de los azules más profundos de México
Por

Situado en una zona de belleza incomparable, Secrets Puerto Los Cabos Golf & Spa Resort se posiciona como un hotel espec...