Por Brianne Garrett

Cuando un suéter Gucci fue ampliamente criticado por evocar el simbolismo de la Blackface (cara negra) y la reacción violenta en toda la esfera de las redes sociales, la marca de moda de lujo buscó apagar el fuego al anunciar un plan de acción de cuatro pasos, para promover la diversidad y la conciencia de inclusión dentro de la empresa.

Ahora, en lo que parece ser un intento más profundo para demostrar que se está tomando en serio el cambio en sus políticas, Gucci nombró a Renée Tirado como su primera jefe global de diversidad, equidad e inclusión. Tirado es la exoficial en jefe de esta misma división en las Grandes Ligas (MLB).

El último desarrollo de Gucci no es en absoluto un acto unicornio en el mundo de la moda. Chanel contrató a un nuevo jefe de diversidad e inclusión en julio, Prada seleccionó al director y productor Ava DuVernay como copresidente de su nuevo consejo asesor de diversidad e inclusión en febrero y Burberry anunció una nueva serie de iniciativas de diversidad e inclusión ese mismo mes.

“[Un director de diversidad] es común en la educación superior, pero dadas las demandas de los medios sociales y de los consumidores, ahora ejerce más presión sobre las empresas y corporaciones para que hagan lo mismo”, Ronald Milon, director de diversidad del Fashion Institute of Technology, le dijo a Forbes.

Según un estudio realizado por la consultora de gestión McKisney & Company, las empresas con equipos ejecutivos con mayor diversidad étnica tienen un 33% más de probabilidades de superar a sus competidores, y parece que las marcas de moda se están dando cuenta.

También lee: Gucci y Adidas se disculpan y retiran de la venta productos ‘racistas’

“Creo que definitivamente hay más conciencia, especialmente a nivel de las marcas corporativas [que están] prestando atención a los problemas de diversidad e inclusión”, dijo Jason Kass, decano asociado de la Escuela de Diseño de Parsons. Pero agrega que “va a pasar un poco de tiempo antes de que podamos comenzar a ver qué impacto, si alguno, tiene en la forma en que las marcas se comunican, a quién vemos representado en sus campañas y su conciencia cultural cuando se trata a cómo responden y se inspiran en aspectos del diseño de culturas fuera de la suya “.

Kass y Milon formaron parte de un foro de un día en octubre pasado, coordinado por el Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA) y la compañía de ropa estadounidense PVH Corp., para reunir a líderes de la industria y profesionales de educación superior para una discusión sobre el estado de diversidad e inclusión en la industria de la moda.

En enero de este año, el CFDA y PVH publicaron un informe conjunto basado en el foro en el que el 41% de los profesionales de la industria encuestados calificaron a su organización con un nivel promedio de diversidad. El sesenta y dos por ciento de los encuestados dio una calificación promedio al compromiso de su organización con un lugar de trabajo inclusivo.

“Si la industria de la moda va a liderar la inclusión y la diversidad, se requerirán esfuerzos adicionales y multifacéticos”, dice el informe. “Estos esfuerzos deberían incluir programas a nivel individual, como capacitación en inclusión, así como esfuerzos a nivel organizacional centrados en las políticas y prácticas de una organización, tanto internas como externas. Estas estadísticas simplemente no son suficientes “.

Si bien los informes son un comienzo, la acción y la representación de mujeres como DuVernay en Prada y Tirado en Gucci podrían marcar un mar de cambios para las casas de moda, lo que llevaría a un menor número de prendas falsas y ropa más inclusiva y mensajes para todos.

No te pierdas: Participación de los medios digitales en la moda

 

Siguientes artículos

Muere el banquero Manuel Medina Mora
Por

El banqueo padecía Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), razón por la que concluyó su carrera profesional de más de 40 a...