Reuters.- El huracán Lorena castiga este sábado con fuertes vientos y lluvias a la turística península mexicana de Baja California, donde tocó tierra en la madrugada, sin que las autoridades reportaran víctimas ni daños hasta el momento.

Con una fuerza de categoría 1, Lorena tocó tierra a 125 kilómetros de Cabo San Lucas, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (kph) que horas después disminuyeron a 120 kph mientras abandonaba la península, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Las previsiones indican un debilitamiento adicional del ciclón, que avanza a 19 kph sobre el Mar de Cortés rumbo a la costa del estado de Sonora, donde se espera que vuelva a tocar tierra durante la noche del sábado o el domingo.

Aunque las lluvias y vientos continúan siendo un peligro en la región, hasta el momento las autoridades locales no han reportado daños considerables ni víctimas.

Baja California Sur habilitó decenas de refugios temporales que son ocupados por cientos de personas, mientras que las principales aerolíneas cancelaron sus vuelos desde y hacia Los Cabos, un lujoso centro turístico visitado principalmente por estadounidenses.

El huracán ha provocado intensas lluvias en la semana en estados de la costa occidental de México, también golpeados por la tormenta tropical Mario, que se ubica muy cerca de Lorena a 450 kilómetros al sur de la península Baja de California.

Autoridades advirtieron sobre riesgos de deslaves, desbordamientos de ríos o afectaciones en vialidades.

 

Siguientes artículos

Jóvenes en Huelga Climática piden a AMLO cancelar Dos Bocas y Tren Maya
Por

Más de 40 colectivos exigen acciones urgentes que eviten una catástrofe medioambiental a los jefes de Estado que se reun...