Los resultados de los cambios legales en el sector energético podrían ser observables hasta dentro de 7 años, cuando concluya la primera etapa de exploración y producción.

 

La virtual aprobación de la reforma energética no garantiza un impacto inmediato en el corto plazo, sino hasta que los proyectos de exploración hayan rendido frutos y los pozos comiencen a producir.

“Estos números no se van a ver ni siquiera en 7 años”, aseguró Montserrat Ramiro, directora de Proyectos de Energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), en el marco de una mesa de análisis de la reforma energética organizada por el Observatorio Económico ‘México ¿cómo vamos?’.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la especialista, el impacto económico de la reforma energética se traduciría en un incremento adicional del 1.7% en el Producto Interno Bruto (PIB), así como en la generación de 300,000 empleos anuales en el país, pero sólo si la iniciativa que se vote en el Congreso de la Unión integra la figura de las licencias, y no sólo los contratos de utilidad compartida, como propone la iniciativa de la administración federal para participar en las operaciones de Petróleos Mexicanos.

“Desde nuestra perspectiva, si no se permiten licencias es muy poco probable que se tenga el crecimiento que se está previendo y, por lo tanto, está cifra no se daría”, asegura Montserrat Ramiro.

En este sentido, también coincidió Pablo Ordorica, director de la firma McKinsey & Company, quien además consideró ‘falsas expectativas sobre la reforma’, puesto que la primera etapa es la de exploración y producción, la cual requiere de un plazo superior a los 5 años, así como el 70% de las inversiones que atraigan las modificaciones legales en el sector energético.

Asimismo, refirió que la participación de las empresas debe ampliarse a través de las licencias y contratos para hacer competitivas hasta 4 industrias alrededor del petróleo:

  • Exploración y producción de crudo
  • Refinación
  • Comercialización de los productos (gas y otros combustibles)
  • Infraestructura de transporte y almacenamiento

A pesar de que el director de la consultora reconoció que Pemex es una de las empresas más reconocidas en el área de exploración y producción, otras presentan resultados negativos como es el caso de Refinación, que este año podría tener pérdidas por 10,000 millones de dólares (mdd).

En este sentido, Jaime Williams,presidente de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial y director de Gas Industrial de Monterrey, dijo algunos de los beneficios que podrían lograrse con la reforma energética, que se espera sea discutida este jueves, es lograr que Pemex tenga competencia en el país, y así generar referentes reales de productividad.

Los especialistas aseguraron que se mantendrán pendientes de las leyes secundarias que surjan después de la virtual aprobación de la reforma energética, ya que serán la forma de dar certidumbre a las inversiones que permitan avanzar al sector energético.
El Observatorio Económico ‘México ¿cómo vamos?’, es una iniciativa que fue lanzada en 2012 por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y México Evalúa, el cual busca impulsar el crecimiento acelerado y sostenido del país.


Puntos de la reforma

 

De acuerdo con el Imco, el éxito de la reforma energética consiste en los siguientes puntos:

  • Claridad en el objetivo de mayores recursos a bajos costos
  • Instrumentos para traer inversión y talento
  • Marco regulatorio robusto y claro

 

Siguientes artículos

Bolsas de México y EU cierran con cautela en día volátil
Por

Los buenos resultados de la encuesta de empleo de ADP provocaron volatilidad en los mercados financieros, ante la posibi...