La industria de energías renovables defendió sus costos de generación eléctrica en México, tras el anuncio de una central carboeléctrica que planea construir el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Me agarra por sorpresa lo del carbón, lo que vale destacar es que las energías renovables sí son una solución importante para diversificar el portafolio de generación de este país”, comentó Héctor Olea, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) tras su participación en el Aniversario número 25 de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La energía vendida a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) más barata es solar y eólica, pues el costo tras la tercera subasta es menor a 20 dólares por MegaWatt-Hora, recordó el empresario.

El presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE),  Leopoldo Rodríguez, reiteró a medios que los costos más baratos de generación pertenecen a la energía solar y eólica, y desestimó las oportunidades del carbón en México, además de los retos medioambientales que implican. “No tenemos tanto carbón en México, el reto hacia adelante es de 67,000 MW, hoy tiene eso instalados operando. Necesitamos 67,000 MW adicionales. Necesitamos que vengan de todas las fuentes que tenemos”, expresó.

Ambas declaraciones se produjeron después de que el presidente de la Comisión de Energía del Senado, Armando Guadiana, revelera que CFE planea construir una central carboeléctrica para romper con la dependencia energética, particularmente de gas, entre México y Estados Unidos.

El senador del partido Morena y empresario coahuilense dijo en el evento que un MW producido con energía renovable cuesta un millón de dólares, mientras que con carbón cuesta 600,000 dólares. “Es una inversión menor, pero con la diferencia de que no dependemos del gas de Estados Unidos como estamos ahorita”, mencionó.

Guadiana expresó que las energías limpias, como la solar y eólica, no van a resolver el problema de la demanda de energía, pues apenas representan 7% del total y no generan potencia para industrias como la del acero.

La Ley General de Cambio Climático (LGCC) en México establece un compromiso de reducción de gases efecto invernadero de 30% en 2020 y de 50% en 2050, además de una meta de 35% de generación eléctrica con fuentes limpias hacia 2024.

Aquí la nota completa: AMLO apuesta por el carbón para producir más electricidad

Gonzalo Monroy, director general de la consultora energética GMEC, detalló que el 100% del carbón nacional de baja calidad lo consume CFE en sus dos plantas de Coahuila. La otra carboeléctrica del país está en Petacalco, Guerrero, e importa el recurso fósil desde Australia.

“Lo que el Senador propone es IMPORTAR más carbón”, escribió el especialista energético en su cuenta de Twitter.

Las tres centrales carboeléctricas tienen una capacidad conjunta de 5,378 MW, equivalentes al 7% de la capacidad instalada y que representó el 9% de la generación eléctrica del país  durante 2017, de acuerdo con el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional 2018-2032 de la Secretaría de Energía (Sener).

 

 

 

Siguientes artículos

Los mejores restaurantes y el mejor comensal
Por

A lo largo de los años frecuentemente me han abordado con una pregunta que puede ser muy comprometedora, pero, sobre tod...