Será a finales de 2018 cuando la inflación regrese a niveles del 3%, ya que durante el resto del año se mantendrán los choques a los precios al consumidor, aunque éstos serán temporales, aseguró Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico).

Durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado, el banquero central del país dijo que en 2017 continuará la burbuja inflacionaria, pero estima que a finales de año se entre a un proceso de convergencia que permita que la inflación aterrice en un rango de 4%, y un año después se ubique en la banda de 3%.

Carstens también señaló que las futuras decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) sobre tasas de interés no deberían causar depreciaciones adicionales al peso.

Agregó que dependiendo de la evolución de las expectativas de inflación para el país, Banxico podría dejar de seguir el paso de las decisiones de la Fed.

PUBLICIDAD

Lee: Analistas prevén (otra vez) una mayor inflación y menor crecimiento en 2017

El gobernador del banco central explicó que los dos fenómenos principales que explican las significativas desviaciones del objetivo de inflación son la depreciación de la moneda nacional “en muy buena medida”, y la implementación de la liberalización de los precios de los principales energéticos del país, realizada en enero de este año.

Recordó que en enero pasado, cuando Donald Trump asumió la Presidencia de los Estados Unidos, el tipo de cambio llegó a los 22 pesos por dólar, pero destacó que gracias a las acciones de política monetaria, a las medidas anunciadas por la Comisión de Cambios y a las gestiones gubernamentales sobre la relación bilateral, la moneda nacional se ha apreciado. Hoy se ubica en un rango de 19 unidades por billete verde.

“Confió que una vez que se supere este periodo de volatilidad y termine por ‘absorberse’ el tema de las gasolinas, la inflación en México podría regresar a la banda de variabilidad del Banco de México de entre 2 y 4%, centrada en 3%”, dijo Carstens a la mencionada comisión senatorial.

Aseguró que el Banxico ha enfrentado de la mejor manera posible y con una actitud preventiva los diversos eventos importantes que se han presentado para la economía del país, ya que “no nos hemos esperado a que ya tuviéramos la manifestación de presiones inflacionarias enfrente de nosotros, sino que empezamos a actuar con bastante premura”.

La inflación correspondiente a la primera quincena de marzo -el dato a la segunda quincena se conocerá este viernes- se ubicó en una tasa interanual de 5.29%, su mayor nivel en casi ocho años, desde el 5.02% registrado en la segunda quincena de febrero.

Te puede interesar: Banxico asigna 200 mdd en subasta de renovación de coberturas

 

Siguientes artículos

Cuatro síndromes de las redes sociales
Por

Imprescindibles y con muchos beneficios, las RRSS facilitan muchas cosas, generan grandes ventajas, abren caminos y segu...