Por Aaron Tilley

Intel se está reorganizando para posicionarse mejor ante la próxima gran ola del cómputo: los automóviles autónomos.

El gigante de la fabricación de chips ha elevado sus esfuerzos de autonomía a la categoría de unidad de negocios enfocada exclusivamente al nuevo mercado, llamada Automated Driving Group, separándolos de la división de Internet de las Cosas (IoT).

Doug Davis, actual jefe de la división de IoT de Intel, encabezará la nueva unidad. En agosto, Davis había anunciado que se retiraría de Intel pronto, pero parece que cambió de opinión.

PUBLICIDAD

“A lo largo de su carrera, Doug ha estado siempre del lado de la disrupción –destacando con nuevas y sorprendentes tecnologías que redefinen cómo experimentamos el trabajo y la vida”, dijo el presidente de Intel Murthy Renduchintala en un blog. “Doug considera que el nuevo Automated Driving Group es otra oportunidad que Intel no debería dejar de liderar hacia la disrupción, tanto que ha pospuesto su retiro para convertirse en el vicepresidente senior y gerente general de la nueva ADG.”

Lee también: Intel quiere liderar la siguiente ola de Inteligencia Artificial

Tom Lantzsch, vicepresidente ejecutivo de estrategia del rival ARM, se unirá a Intel para hacerse cargo de su grupo de Internet de Cosas.

Kathy Winter, ex ejecutiva del proveedor de automoción Delphi, ayudará a Davis a dirigir el nuevo grupo como vicepresidenta y gerente general.

Intel se movido rápidamente para ponerse al día en el mercado automovilístico autónomo, uno que ha evolucionado rápidamente. Otros fabricantes de chips como Nvidia y Qualcomm le llevan una ventaja de varios años en el mercado de la conducción autónoma. Tesla anunció que su Autopilot 2.0 en todos sus coches serán alimentados por el Drive PX2 de Nvidia, una computadora que Nvidia dice que puede realizar 24 billones de operaciones de aprendizaje profundo por segundo.

Los chips de gran poder de procesamiento se están volviendo esenciales en los autos para clasificar con lecturas múltiples del sensor y tomar decisiones en las fracciones de un segundo.

El martes, los proveedores de automoción Delphi y Mobileye anunciaron una asociación que aprovecharía el silicio de Intel, que planea anunciar un nuevo chip de procesamiento hecho específicamente para la conducción autónoma en el “futuro cercano”, dijo una portavoz de Intel a Forbes. A principios de este mes, Intel también anunció que destinaría 250 mdd para invertir en startups de conducción autónoma.

 

Siguientes artículos

fmi
FMI revisa desempeño económico de Nicaragua
Por

Las reuniones iniciaron este martes y culminarán el 5 de diciembre de 2016 y se desarrollan como parte de la relación de...