El anuncio se da seis días después de que el FBI arrestó a varios funcionarios de la entidad por estar involucrados en un escándalo de corrupción.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Joseph Blatter renunció el martes a su cargo como presidente de la FIFA, cuatro días después de ser reelecto para un quinto periodo y en medio del escándalo de corrupción que sacude al organismo.

Blatter, de 79 años, anunció su decisión en una conferencia de prensa en Zúrich, seis días después de que el FBI realizó una redada en un hotel en la ciudad suiza y arrestó a varios funcionarios de la entidad.

“La FIFA ha sido mi vida (…) Para mí lo importante es la FIFA y el futbol en todo el mundo”, dijo Blatter. “Se va a convocar a un congreso extraordinario para elegir a mi sucesor lo más rápido posible”.

El suizo había sido elegido el viernes para un quinto mandato al frente de la entidad.

Blatter ganó la primera ronda con 133 votos contra 73 de Ali bin Al Hussein, una cifra que no fue suficiente para quedarse con la victoria. Pero luego el príncipe jordano concedió la derrota, permitiendo que el suizo se mantenga en el poder.

Autoridades de Estados Unidos acusaron de corrupción la semana pasada a varios destacados dirigentes de la FIFA y ejecutivos corporativos, en su mayoría latinoamericanos, mientras que Suiza investiga por separado el proceso por el que se eligió a Rusia y Qatar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022.

Las investigaciones suizas incluyen estudiar si los procesos de adjudicación a Rusia y Qatar fueron fraudulentos.

Ambos países niegan haber cometido ilícitos y el presidente ruso, Vladimir Putin, acusó a Estados Unidos de liderar los esfuerzos para forzar la salida de Blatter de la FIFA.

La FIFA ha sido salpicada por escándalos de corrupción por décadas, pero ha logrado que la mayor parte de las investigaciones sean internas y no lleguen a las cortes criminales.

El 27 de mayo la policía suiza arrestó a siete de las figuras más poderosas del futbol mundial, entre ellas cinco dirigentes latinoamericanos, y anunció una investigación criminal sobre la adjudicación de las dos próximas Copas del Mundo, sembrando confusión en la dirección del deporte más popular del mundo.

Entre los 14 acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, siete funcionarios de la FIFA fueron arrestados en Zurich, incluyendo al vicepresidente Jeffrey Webb.

Los otros detenidos por el caso incluyen al dirigente deportivo costarricense Eduardo Li, al nicaragüense Julio Rocha, al vicepresidente uruguayo de la FIFA Eugenio Figueredo, el venezolano Rafael Esquivel y el brasileño José Maria Marín, además del caimanés Costas Takkas.

 

Siguientes artículos

Blatter dirigía un ‘planeta’ de 200,000 mdd
Por

El hasta ahora presidente de la FIFA presidía la organización rectora del deporte más popular del mundo. Una religión pa...