El CEO de Uber, Travis Kalanick, se tomará una licencia para ausentarse de la compañía y reflexionar sobre la construcción de un “equipo de liderazgo de clase mundial” para la empresa, ante los recientes escándalos en los que se ha visto el popular servicio de movilidad.

De acuerdo con el diario The New York Times, un correo electrónico interno enviado a los empleados de Uber menciona que Kalanick tomaría una licencia en el cargo, aunque no se específica cuánto tiempo estará alejado de la compañía.

Tras los diversos escándalos en los que se había visto involucrado Uber, Kalanick admitió que su estilo de dirección debía mejorar y tenía que “cambiar de forma fundamental y madurar”, aunque se mantenía en el cargo a pesar de los reclamos que pedían su dimisión.

Bajo la dirección de Kalanick Uber pasó de ser un servicio de transporte privado en San Francisco a una compañía mundial de transporte, que provee decenas de millones de viajes mensuales en más de 450 ciudades y 73 países; y su personalidad agresiva llevó a la compañía a recaudar más dinero que cualquier otra empresa y enfrentarse en cada mercado contra otros competidores, intereses privados y hasta gobiernos locales.

No obstante, los escándalos en torno a su cultura laboral han puesto a la empresa en el ojo del huracán. Quienes trabajan en la compañía la describen como un lugar de trabajo feroz, donde se pone a competir a sus empleados para ganar atención y recompensas financieras; los conductores, que no son empleados, son tratados como ciudadanos de segunda, incluso por el propio CEO.

La licencia de ausencia de Kalanick se da a conocer un día después de que se dio a conocer un informe con una serie de recomendaciones externas que buscan cambiar la polémica sobre la cultura corporativa de esta empresa, tras los escándalos por acoso sexual y otros malos comportamientos en sus oficinas.

El domingo pasado, consejo directivo de Uber avaló las sugerencias presentadas por el bufete Covington & Burling LLP, del cual son socios Tammy Albarrán y Eric Holder, exsecretario de Justicia de Estados Unidos.

Uber se ha visto golpeada por acusaciones de que sus directivos fomentaron un entorno laboral salpicado de acoso sexual o laboral y discriminación.

En febrero pasado, una exempleada de Uber, Susan Fowler, relató en su blog lo que fue su año trabajando para la empresa de movilidad, en donde denunció que desde su primer día de trabajo recibió propuestas y ofrecimientos inapropiados de parte del administrador de su equipo. Su historia fue ampliamente retomada y obligó a Kalanick a pronunciarse al respecto y prometer una investigación al respecto.

Aquí los detalles: Exempleada revela acoso de directivo de Uber; Kalanick ordena investigar

La semana pasada la empresa anunció el despido de 20 empleados por problemas de acoso, luego de que se realizara una pesquisa separada de otro bufete.

También fue divulgado un video en el que el CEO de Uber discute con un chofer de la aplicación y explota ante las acusaciones del conductor, lo que generó una serie de reacciones negativas hacia Kalanick en las redes sociales.

Además de las acusaciones de acoso sexual, Uber ha recibido demandas, amenazas de boicot y una investigación federal sobre las acusaciones de que utilizó una versión falsa de su aplicación para engañar a las autoridades.

Te recomendamos leer también:

Uber pediría ayuda a ejecutiva de Nestlé para cambiar su cultura corporativa

 

Siguientes artículos

Centro Bancario Internacional de Panamá gana 486 mdd
Por

El Centro Bancario panameño está compuesto por 79 entidades bancarias de las cuales 2 son estatales, 48 de licencia gene...