Kathryn Haun directora del consejo de administración de Coinbase, una de las plataformas de intercambio de criptomonedas con más volumen de transacciones de capital, según Coinmarketcap. También trabajó como fiscal federal en Estados Unidos, donde participó activamente en las primeras investigaciones de delitos relacionados al bitcoin.

En entrevista con Forbes México explicó por qué la tecnología detrás de dicha criptomoneda no podrá ser regulada por alguna entidad gubernamental.

Sobre si espera que el blockchain enfrente algún tipo de regulaciones en el futuro, se mostró escéptica.

Primero, Haun explicó que s difícil hablar sobre la regulación del blockchain, “debemos diferenciar entre si estamos hablando de blockchain público (como bitcoin) o privado (en donde solo participan ‘usuarios’ seleccionados).

PUBLICIDAD

“Cuando nos referimos a uno público como el bitcoin es difícil de regular, por que al fin y al cabo el blockchain es una tecnología como tal, y nadie la controla”.

Pero, dijo, lo que sí se puede regular  -y es lo que actualmente se está regulando- son las entradas y salidas del blockchain, es decir las transacciones entre dinero fiduciario (como dólares o pesos) y criptomonedas; de hecho se está legislando sobre algunas transacciones y algunos patrones, sobre todo para evitar el lavado de dinero”.

Añadió que, de hecho, este tipo de leyes contempla a los exchanges (los servicios que permiten comprar criptomonedas). Pero, enfatizó, que las regulaciones se hacen sobre las transacciones, no sobre el blockchain.

La Blockchain va más allá de las criptomonedas

En cuanto a si los gobiernos o bancos centrales dejarían su poder monetario en manos de las divisas digitales, Kathryn dijo que es muy temprano para imaginarlo.

No obstante, explicó que la ya han existido casos en que la tecnología ha encontrado la forma de tomar el poder de forma sorpresiva, que los reguladores no esperaban; aunque añadió que en su visión las instituciones no estarían “regalando su poder”.

“No creo que sea un caso de ‘renunciar al poder’. Hace 20 años, por ejemplo, el gobierno no pensó en regalarle el poder que ahora tiene la empresa.  El punto es que Google estaba innovando (…) en los días tempranos de internet”.

“Algunas veces los gobiernos quieren regular cosas que no pueden”, dijo.

Pero, aseguró, que la tecnología del blockchain tiene un gran futuro pues “al menos 85% de las empresas más grandes del mundo ya están buscando cómo incorporar este tipo de desarrollos en sus negocios. Por ejemplo en el ramo financiero y de la logística se están haciendo grandes avances”.

 

Siguientes artículos

Omnicanalidad: beneficio mutuo con el cliente
Por

En la actualidad, pocas cosas pueden ser tan frustrantes para un cliente como no ser capaz de completar un proceso de co...