John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, aseguró que la llegada de indocumentados a Estados Unidos disminuyó gracias a las rígidas políticas antiinmigración del gobierno de Donald Trump.

En una audiencia en el senado, también aseguró que la construcción de un muro en la frontera ayudará aún más a reducir la llegada de indocumentados a territorio estadounidense.

El secretario estadounidense dijo que para continuar bloqueando el flujo de indocumentados es necesario contar con los recursos necesarios para proteger la frontera, y que un muro cumpliría ese objetivo, sólo que éste no sería construido de un extremo a otro, sino en los lugares donde sería más efectivo.

Te recomendamos: 83% de los mejores estudiantes de ciencias en EU son hijos de inmigrantes

PUBLICIDAD

Kelly indicó que las aprehensiones de inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera con México no supera la cifra de 17,000 en marzo, lo que marca el menor nivel de migración desde el 2000.

De acuerdo con datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos, en febrero se detuvieron a 23,589 inmigrantes en la frontera, más de 6,000 aprehensiones que las realizadas en el tercer mes del año.

“Hemos visto una increíble caída de inmigrantes. Esto no durará a no ser que levantemos una barrera física, un muro”, dijo Kelly.

La caída en los arrestos es un indicio de que menos personas están intentando cruzar la frontera de manera ilegal.

Lee también: Trump quiere deportar inmigrantes a México, aunque no sean mexicanos

 

Siguientes artículos

México estrena red para el internet de las cosas
Por

Ludovic Lemoan es un empresario francés con un plan ambicioso: crear una red global que habilite el internet de las cosa...