La velocidad con la que suceden los avances tecnológicos de los pasados diez años no se comparan con el ritmo de la innovación actual. Durante la década de los noventa, los adeptos a los contenidos audiovisuales, acostumbraban utilizar proyectores para disfrutar mejor sus películas. Samsung sabía desde entonces que había que mejorar algo, ya que esas pantallas eran altamente reflejantes, sin embargo, pierden el contraste si se encienden las luces.

Fue durante esta época cuando los fabricantes optaron por hacer pruebas tanto en ambientes oscuros como iluminados, ya que las personas comenzaron a ver televisión también durante el día. Desde entonces, Samsung ha estado probando sus dispositivos en diferentes entornos, con el ánimo para maximizar y perfeccionar la experiencia televisiva en una variedad de ambientes.

Al respecto, Moonsoo Kim, vicepresidente Ejecutivo del Negocio de Pantallas Visuales de Samsung Electronics aseguró que cuando se trata de determinar la calidad de imagen del televisor, “debe considerase el entorno televisivo tradicional, además de sus otras características”.

En este contexto surge la innovación para entornos oscuros: las pantallas QLED TV, las cuales transmiten imágenes con alta relación de contraste, y que a su vez poseen una iluminación propia que no requiere luz de fondo, lo que significa que pueden mostrar negros precisos cuando las luces se encuentran apagadas.

PUBLICIDAD

Cuando Samsung probó su pantalla QLED TV y el OLED de un competidor en un ambiente con una iluminación de 75 luxes, la QLED TV de la firma coreana mostró el doble de contraste que el televisor OLED. Es decir, en un entorno normal, QLED TV muestra colores más brillantes y profundos.

Fue entonces que comenzó una revolución de nitidez y de transformación en cuanto a la experiencia de ver televisión se refiere, trascendiendo los linderos de la comodidad, funcionalidad de diseño y desempeño máximo.

Otorgando un brillo máximo de 1,500 a 2,000 nits, la QLED TV muestra un volumen de color de 100%, ocupando el primer lugar entre los fabricantes globales de televisores, lo que significa que se pueden expresar todos los colores del espacio de color DCI-P3, independientemente de los diferentes niveles de brillo, garantizando que las imágenes HDR puedan verse en la forma diseñada por el productor del contenido.

En días recientes, diversas compañías reconocieron a QLED TV como la pantalla idónea para un ambiente versátil y general. Which, destacada agencia de evaluación del Reino Unido, premió a Samsung con el galardón “Which? La Marca de Imagen y Sonido del Año 2017”, precisamente por la QLED TV.

Te puede interesar: QLED TV, Samsung y la transformación del diseño.

 

Siguientes artículos

Review: Beats Pill+, mucho ruido bien empacado
Por

La bocina portátil de Beats te da hasta 12 horas continuas de música y el que probablemente sea el diseño más cool en su...