Lo curioso es que esta nueva plataforma nace del desprestigio y la desconfianza en los partidos, pero principalmente de “los mismos políticos partidistas”. ¿Qué harán los partidos?

 

Para los que dicen que no hay nada nuevo en el sistema político del país, después de la alternancia del año 2000 y de 12 años del PAN en el poder, las elecciones del 2015 fueron la primeras con el PRI de regreso a la Presidencia, y a partir de ahora es la primera vez que este partido regresa a enfrentar un proceso de selección de candidatos para la Presidencia de la República. ¿Regresará Peña Nieto a la vieja práctica y ortodoxia que le clama la opinocracia o diseñará un nuevo sistema de selección más moderno y eficaz?

Yo, en lo personal, creo que el presidente diseñará una nueva forma para la selección, una nueva o por lo menos con su sello personal, por tres simples razones:

  1. Para alejarse de las viejas y obsoletas prácticas. El país ya no puede seguir usando protocolos políticos de los cuarenta; hay que innovar con la misma idea de reformar al país como se ha venido haciendo en los últimos ya casi tres años.
  2. Porque los escenarios político, económico y social son totalmente distintos. Ejemplo de ello es la ley electoral y los resultados de la pasada elección, que ya permitieron la existencia de “los independientes”, lo que cambia todo el escenario.
  3. Nomás por joder. Esto significa que el país y los políticos deben cambiar para que vean que hay disciplina y para no permitir que la vieja guardia los presione… Bueno, eso digo yo ¿no?

Sea como vaya a ser el futuro proceso de selección de candidatos presidenciales del PRI, no podemos perder de vista que hoy ya tenemos a varios candidatos apuntados abiertamente en los otros partidos, y tampoco podemos negar que, entre que son peras y son manzanas, el país ya adoptó una segunda plataforma política para arribar al poder: “la de los independientes”.

Es más, es muy seguro que este experimento, supuestamente “ciudadano”, siga creciendo, ya que para el proceso electoral de las futuras 15 gubernaturas que siguen en el 2016 y el 17 veremos que algunos políticos y sus grupos asociados –que quieren llegar al poder y no ser relegados por los poderes centrales de sus partidos– tomarán esta opción.

Nos debe quedar claro que la plataforma de los independientes no es un asunto verdaderamente ciudadano, ya que en la mayoría de los casos los que ganaron son políticos que abandonaron sus antiguos partidos y los cuales seguramente están teniendo apoyos de grupos ideológicos, políticos o empresariales.

Lo curioso es que esta nueva plataforma nace efectivamente del desprestigio y la desconfianza en los partidos, pero principalmente de “los mismos políticos partidistas”. Sí, los más decepcionados de los partidos son los mismos políticos que huyen de su institución política porque no los dejan llegar a las posiciones electorales. Los partidos se han convertido en agencias de colocaciones de amigos, cercanos y allegados, lo que significa que en donde menos democracia existe es en los partidos.

Y, para bien o para mal, esto ya fue avalado por los electores y hasta ayudaron a los políticos a derrotar a sus antiguas instituciones políticas, es decir, el golpe a los partidos políticos fue interno. Sea como sea, es un hecho que tenemos una segunda plataforma para acceder al poder y difícilmente se va a cambiar.

Lo interesante es ver cuál será el segundo paso, cuál será la evolución de esta plataforma y qué van a hacer los partidos políticos. ¿Tratarán de cambiar nuevamente la ley electoral cuando vean que hay una desbandada mayor de candidatos y que empiecen a perder puestos aún más significativos? ¿Qué va a hacer el sistema político cuando la representación disminuya? Y más cuando para la próxima elección presidencial se estará votando por primera vez la reelección.

Mientras tanto, este gran cambio en el sistema político, otro más de los que se están generando por la etapa de transformación de México, va a provocar nuevos balances en la gobernabilidad, y como todo buen cambio generará choques, pataletas y adecuaciones. Y ante el cambio, los políticos y nosotros como sociedad deberemos de aprender a adaptarnos. No nos queda otra.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: Marco V. Herrera / El Marco del Poder

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Hay que repensar quién tiene el poder y cómo lo usa: Aristegui
Por

La periodista y líder de opinión aseveró en el cierre del Foro Forbes Mujeres Poderosas que “las mujeres y los hombres d...