El precio de la plata está “en llamas”. En la madrugada de hoy, tras abrir los mercados en Asia, su cotización se disparó a 21.13 dólares por onza (oz.), su nivel intradía más alto desde julio de 2014. Aunque de inmediato bajó para estabilizarse alrededor de 20.50, lo cierto es que la reina de los metales está volviendo a llamar la atención como no se había sentido desde 2011, cuando llegó a su máximo de 31 años al superar los 49 por oz.

El Brexit no fue una mala noticia para los dos mejores refugios financieros que existen (cuando se tienen en físico), el oro y la plata. Quedará para la historia cómo la noche en que se conoció el resultado del referéndum británico, el rey de los metales fue el gran gigante de pie. Mientras la mayoría de las divisas –incluido el peso– se desplomaba frente al dólar, éste sucumbía ante el oro, como lo reportamos con oportunidad en este espacio (ver “Brexit: el inicio de una nueva crisis”).

Durante los últimos siete días, las alzas del oro y la plata han sido de 1.96 y 11.39%; en las últimas cuatro semanas, de 7.89 y 20.74 %, y en lo que va del año la ganancia acumulada es de 26.82 y 43.63%, respectivamente.

¿Quiénes están catapultando el precio de la plata? La respuesta no sorprenderá a los amables seguidores de este blog: son los chinos, gracias a que están comprando en masa.

PUBLICIDAD

De hecho, en la madrugada de hoy se disparó tanto (6.9%) el precio al contado (spot) que los contratos de futuros en la Bolsa de Futuros de Shanghai alcanzaron su límite.

El alza se explica en el contexto de la huida de capitales, sobre todo de mercados emergentes, hacia activos refugio, aparentes como el dólar y los bonos del Tesoro estadounidense, y reales como la dupla de metales preciosos monetarios.

Aquí le hemos explicado también que las tasas de interés negativas que han comenzado a imponer de manera absurda algunos bancos centrales como el de Japón y Suiza, abonan al mercado alcista mayor del oro y la plata debido a que son una forma de dinero real no expuesto a la pérdida por la vía del interés. Son la forma auténtica y original de “efectivo”.

La Bolsa de Oro de Shanghai (SGE, por sus siglas en inglés) emitió hoy un comunicado en el que informó a sus miembros que debido a las enormes subidas de la plata, si durante los últimos cinco minutos de la sesión había sólo posturas de compra, aumentaría el límite actual de 8 a 11% diario. También dijo que subiría el margen requerido para operar de 9 a 13%, y recomendó a los miembros cuidar la posición de riesgo de sus clientes.

Asimismo conviene recordar que las tenencias de metal de los fondos cotizados (ETF) y respaldados en plata se expandieron a un nivel récord el mes pasado, mientras que los de oro están en su máximo desde agosto de 2013.

En México, la onza de plata Libertad se ha disparado también a un máximo de 439 pesos a la venta en Banco Azteca, el mayor distribuidor del país.

Como suele ocurrir, muchos inversores quiere ahora subirse al “toro” alcista de los metales preciosos, pero lo cierto es que una corrección (baja) es cuestión de tiempo. Habrá que esperar ese momento, pues comprar cuando cualquier activo ha estado subiendo suele ser una mala apuesta.

Ésta es una lección más que el oro y la plata nos regalan como recordatorio de que la situación económica del mundo va de mal en peor. No es que suban de precio, sino que el valor del “dinero” de papel que traemos en la bolsa o “tenemos” en el banco, se está desplomando.

Si la oportunidad de compra se presenta de nuevo como esperamos, ojalá que no quede nadie que diga “se me fue”, porque lo mejor de este mercado alcista mayor está por venir.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @memobarba

Facebook: Inteligencia Financiera Global

Blog: GuillermoBarba.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

banxico
Banxico prepara más movimientos de tasas en 2016
Por

Banxico busca realizar los movimientos de forma ordenada y de acuerdo con su calendario de reuniones, para evitar que el...