Por Viridiana Zurita*

El estudio Technology Vision 2019 publicado por Accenture, trató de ir un paso adelante para identificar las cinco tendencias tecnológicas que transformar la industria bancaria en la era post-digital. Una de las tendencias de TI que identificamos está relacionada con la demografía digital.

A medida que los clientes interactúan con dispositivos inteligentes, crean una identidad digital en constante expansión que refleja tanto las herramientas que usan como la forma en que prefieren usarlas.

Las identidades digitales reveladas brindan a los bancos una mejor comprensión de cómo los clientes desean interactuar con ellos, lo que crea la oportunidad para que los bancos creen perfiles fluidos e individualizados que permitan una verdadera intimidad con los clientes.

Combinado con las capacidades flexibles de configuración de productos, puede acercar a los bancos al legendario “segmento de uno”, donde los productos y servicios se adaptan a la persona en tiempo real, momento a momento, con menos riesgos de seguridad y menor riesgo de sugerir lo incorrecto en el momento equivocado.

El 85% de los ejecutivos bancarios encuestados para realizar el estudio, cree que la demografía digital brindará a sus organizaciones nuevas formas de identificar las necesidades no satisfechas de los clientes. El 85% también dijo que la demografía digital ampliará las formas en que ofrecen productos y servicios.

En lugar de depender simplemente de los parámetros de segmentación tradicionales, como la edad, la riqueza, la ubicación y el género, el 83% de los ejecutivos bancarios cree que la demografía digital de los consumidores es una forma más poderosa de entender y atender las necesidades de los clientes.

Una compañía Fintech con sede en Reino Unido especializada en ofrecer prestamos, está ayudando a los prestamistas corporativos a aprovechar el poder de la demografía digital mediante la recopilación de extensos conjuntos de datos financieros globales para pequeñas y medianas empresas (PYME) y el uso de algoritmos de crédito patentados para generar rápidamente información sobre riesgos y oportunidades.

Esta tecnología lo hace es fácil para los prestatarios de las PYMES comprender y mejorar su capacidad para garantizar una deuda asequible y también ayuda a los prestamistas a mejorar la gestión de riesgos y la calidad de los activos.

De manera similar, una plataforma de préstamos en la India usa más de 10 mil puntos de datos para crear perfiles de solicitantes de préstamos estudiantiles, incluido el uso de tecnología de los solicitantes y el comportamiento de publicación en las redes sociales, lo que brinda un mejor acceso al crédito para los excluidos financieros.

Al utilizar completamente los datos que están disponibles para ellos, los bancos pueden deleitar a los clientes con lo poco común, ya sea una oferta de crédito sorprendente o un consejo oportuno sobre los patrones de gasto.

Las tecnologías DARQ

Otra de las tendencias que tienen el potencial de remodelar la industria bancaria durante los próximos 3 años es la de las tecnologías DARQ, acrónimo que reúne a la tecnología de libro mayor distribuido (DLT) mejor conocida por su aplicación a tecnologías como Blockchain, la inteligencia artificial (AI), la realidad extendida (XR) y la computación cuántica, individualmente, son armas poderosas en la lucha por la ventaja competitiva, pero al igual que con muchas tecnologías nuevas, es su efecto combinado lo que podría ser verdaderamente revolucionario.

Las nuevas tecnologías pueden tener tanto impacto en la fuerza laboral de un banco como lo hacen en los clientes de un banco. El resultado será la creación de “humano +”, en la que cada empleado tendrá la posibilidad de combinar sus propios conocimientos y habilidades personales, además de un conjunto de herramientas tecnológicas en constante cambio, desde las plataformas de aprendizaje hasta el soporte de decisiones de AI.

Cuanto más conectados estamos, más vulnerables nos volvemos. Nos estamos moviendo inexorablemente hacia un mundo completamente interconectado, y los bancos necesitan dominar un modelo de negocio dependiente del ecosistema que no solo se basa en socios tradicionales, como oficinas de crédito y redes de pago, sino toda una serie de nuevos clientes y colaboradores de back-office.

El banco siempre disponible

La mayoría de las personas creía que las horas de los banqueros eran de 9  hasta las 4, con un par de horas libres para comer. Eso fue en los días de los cortes de transacciones a media tarde, el procesamiento por lotes y la compensación y liquidación de varios días.

La tecnología ahora está creando un mundo donde la banca es cada vez más 24/7 y en tiempo real. Este mundo siempre abierto crea mercados momentáneos, donde si no captura la oportunidad rápidamente, es posible que desaparezca. Ahora se puede comprar seguro de auto por kilómetro o por hora.

Aun cuando los banqueros continúan completando sus transformaciones digitales y obtienen el mayor valor de esas inversiones, el mundo post-digital está emergiendo.

El valor de diferenciación de la digitalización poco a poco se desvanecerá. Los bancos deberían evaluar estas cinco tendencias tecnológicas, descubriendo la mejor manera de implementarlas para diferenciarse y reforzar sus negocios centrales para crear nuevo valor y crecimiento.

 

*Directora de Tecnología para la Industria de Servicios Financieros en Accenture México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La geopolítica del Quetzal
Por

Guatemala, vértice del triangulo norte de Centroamérica, reinicia su historia después de cada elección presidencial.