DW.- Las ventas de armas y servicios militares a nivel mundial –excepto las comercializadas por China- alcanzaron los 420,000 millones de dólares en ganancias en 2018, lo que significó un incremento de 4.6% respecto al año anterior, según informó el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).

El organismo aseguró que esos negocios han aumentado en 47% desde 2002, año a partir del cual se dispone de datos comparables. Asimismo, informó que la compraventa armamentística está en pleno crecimiento gracias a la vitalidad del sector en Estados Unidos.

Las empresas estadounidenses dominan la llamada Top 100 de SIPRI ya que por “primera vez, desde 2002, las cinco empresas de armamento que encabezan el ranking tienen la sede en los EU: Lockheed Martin, Boeing, Northrop Grumman, Raytheon y General Dynamics”, aseguró la institución en un comunicado. “Las ventas de estas cinco compañías llegaron a los 148,000 millones de dólares, 35% del total de las ventas de armas de las Top 100, en 2018”.

“El total de las ventas, por parte de empresas estadounidenses en el ranking, subió a 246,000 millones de dólares, el equivalente a 59% de todas las ventas de armas de las Top 100”, agregó SIPRI. “Las empresas de EU se están preparando para el nuevo programa de modernización de armas que el presidente (estadounidense, Donald) Trump anunció en 2017′, aseguró Aude Fleurant, directora del Programa de Armas y Gasto Militar del SIPRI.

Rusia en segunda posición seguida por el Reino Unido

Rusia, por su parte, se mantiene en segunda posición de la clasificación de los principales productores de armas, con 8.6% de la cuota del mercado, por delante de Reino Unido (8.4%) y de Francia (5.5%). “El crecimiento global de las ventas de armas de las seis empresas francesas fue principalmente como consecuencia del incremento de 30% de las ventas del fabricante de aviones de combate Dassault Aviation”, constata Diego López da Silva, investigador del Programa de Armas y Gasto Militar del SIPRI.

SIPRI asegura que 80 de las 100 principales empresas productoras de armas tienen sede en Estados Unidos, Europa y Rusia. Del restante, Japón cuenta con 6; Israel, India y Corea del Sur 3; Turquía 2; y Australia, Canadá y Singapur una cada uno.

“Las empresas Chinas no están incluidas porque no hay datos disponibles a partir los cuales poder realizar estimaciones razonables, o consistentes sobre las ventas de armas desde 2002”, explicó el comunicado. Sin embargo, SIPRI estima que el país podría tener entre tres y siete empresas en el Top 100. Desde 2013, China destina el 1.9% de su producto interno bruto (PIB) a defensa.

Los datos presentados se basan en “las ventas de bienes y servicios militares a clientes militares domésticos y extranjeros”. Desde 2009, el primer fabricante mundial de armas sigue siendo el estadounidense Lockheed Martin (47,300 millones de dólares en ingresos), cuyas ganancias representan 11% de las ventas totales de armas en el mundo.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:


 

Siguientes artículos

Glassdoor
Glassdoor, la bolsa de trabajo que quiere desplazar a Linkedin
Por

Esta bolsa de trabajo ofrece información sobre salarios y clima laboral de las empresas, que tiene la intención de conqu...