Como el Congreso de Estados Unidos no ha podido ayudar en el tema de la supuesta crisis migratoria que enfrenta ese país, la administración de Donald Trump quiere que México entre a ayudar, dijo el funcionario de mayor nivel en la Casa Blanca, solo por debajo del presidente.

“Le estamos pidiendo a México que haga lo que el Congreso no va a hacer”, dijo este viernes 31 de mayo Mick Mulvaney, el jefe de la Oficina interino (acting Chief of Staff), en una conferencia telefónica con los corresponsales que cubren la Casa Blanca.

En seguimiento al ataque del presidente Donald Trump al Congreso de su país, por no ayudar a “resolver la crisis migratoria” que enfrenta EU por el paso de miles de migrantes centroamericanos por México, Mulvaney dijo que no han servido ni ruegos ni exigencias de cambios en las políticas por parte del legislativo.

EL CONGRESO DE EU HA FRACASADO

“El presidente le ha pedido al Congreso que ayude. El Congreso ha fracasado. Puedo decirles, de manera personal, que han pasado por lo menos seis semanas desde que me reuní con senadores del Partido Demócrata para, literalmente, rogarles (por los cambios). En lugar de ayudarnos, se fueron de la ciudad”.

Mulvaney aseguró que Trump está ahí “para defender la nación; defender la frontera sur”.

Al presidente, dijo su principal colaborador, no le importa que se le pongan aranceles de hasta 25% a los productos que México exporta a EU.

Asimismo, dice que ante la noción de que los consumidores estadounidenses sean quienes finalmente paguen los aranceles (como se le hizo ver por parte de los reporteros), el público de su país ya paga un costo económico por la migración.

AMLO responde a Trump: aranceles no es solución a tema migratorio

El funcionario dijo que la administración  Trump confía en que el gobierno de México “va a poder ayudarnos muy, muy rápido”.

A decir de Mulvaney, la decisión de Trump de amenazar con aranceles a México no “tiene nada que ver” con las negociaciones del T-MEC y que no se está violando ningún precepto en las negociaciones.

“Así que si los mexicanos ayudan, estos impuestos no entraran en vigor o se quitarán si se llegan a aplicar. Esto es aparte del T-MEC; los aranceles no son parte del T-MEC, que es un tema comercial y las tarifas son por un problema de inmigración”.

MÉXICO TIENE QUE ACTUAR YA

El funcionario dijo que ante la tardanza en las soluciones que han propuesto los miembros del Partido Demócrata, ellos quieren que las cosas se resuelvan pronto.

“La crisis en la frontera es urgente. Y estamos interesados en que el gobierno mexicano reaccione esta misma noche, o mañana”, dijo.

Sin abundar en detalles, Mulvaney dijo que que el gobierno de México tiene un plazo de días para actuar “y espero que así lo hagan”.

 

Siguientes artículos

AMLO y Trump intercambian bats de beisbol como regalo protocolario
Por

Trump le regaló a Lopez Obrador un bat personalizado y firmado por él, de la marca Louisville Slugger, mientras que el m...