Especialistas del CIDE indicaron que los agentes regulados podrían impugnar las decisiones de la Cofece mediante juicios de amparo.

 

La redacción ambigua en la iniciativa de la Ley Federal de Competencia Económica, que actualmente se discute en el Senado, puede abrir la puerta para que monopolios puedan impugnar los artículos y las decisiones del regulador, advirtieron especialistas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Carlos Elizondo Mayer-Serra, profesor investigador del CIDE, dijo durante su participación en la mesa de diálogo “Retos y desafíos de la Ley Federal de Competencia Económica” dijo que la discusión y aprobación de la minuta en la Cámara de Diputados ha estado marcada  con un ánimo de “castigar a los que se portaron mal en el pasado”, pero eso no la vuelve una buena política.

PUBLICIDAD

También mencionó que algunos procedimientos y artículos redactados con ambigüedad pueden abrir la puerta para que los agentes afectados puedan impugnar las decisiones de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) mediante juicios de amparo.

“Unas de las cosas que se prometió era evitar el litigio infinito que el juicio de amparo permitía. Si haces una ley ambigua, abres la puerta al litigio. Unos de los grandes retos de haber hecho la ley, es que cada artículo será impugnado porque la jurisprudencia generada anteriormente se desechó”, agregó.

Por su parte, Lucía Ojeda, socia de SAI Consultores y profesora del CIDE, comentó que aunque la Cofece sea un órgano desconcentrado, la falta de presupuesto y la posible injerencia del Ejecutivo en su agenda pueden minar sus procedimientos.

Agregó que, en su opinión, el regulador debe detectar, sancionar y castigar prácticas anticompetitivas en los sectores, pero no debe guiarse solamente por el tamaño de las empresas y la proporción de mercado que abarcan.

“Una empresa grande no significa necesariamente que sea monopólica,; pudo haber crecido por sus propios méritos. Una medida que podría ser importante para ver en qué industria meterse es cuando haya afectaciones graves a los consumidores por falta de competencia, como los precios excesivos”.

Michael Salinger, ex director de la oficina de economía de la Comisión de Competencia Económica de Estados Unidos, reconoció que para un órgano regulador “la tentación de ir por compañías exitosas es abrumadora”, pero se corre el riesgo de “castigar a un competidor por ganar una competencia”, por lo que se debe ser cuidadoso en la persecución de prácticas monopólicas.

 

Siguientes artículos

Cemex concluye oferta de compras de notas
Por

La cementera indicó que este martes completó su oferta por hasta 1,080 millones de dólares con vencimiento en 2018 y 202...