México es el tercer mercado más grande de familias millonarias y LG lo sabe.  El jueves 7 de julio (de 2016) presentó su línea Signature de electrodomésticos de alta gama. Y en su portafolio ha traído al país televisores de entre 1.5 y 2 millones de pesos (mdp).

“En México no hay otro televisor de 1.5 millones de pesos. Es el más caro del país.  Llevamos cuatro vendidos en dos meses. LG OLED Signature cuesta 100,000 dólares (casi 2 mdp)”, comenta Antonio Hidalgo, vicepresidente de Electrónica para el Hogar de LG en entrevista con Forbes México.

Los primeros seis meses de 2016 fueron atípicos para su división de televisores. En el primer trimestre vendieron 20% más. En el segundo reportan una caída de casi 10%. ¿La razón? El final del apagón analógico.

El principal diferenciador es la tecnología que nadie más tiene, dice Hidalgo. “No estamos hablando de desarrollar un cohete para ir a la Luna, sino de la mejor experiencia para el consumidor.”

Aunque existen tecnologías similares, Hidalgo dice que hasta entre los perros hay razas. “No lo digo con un tono despectivo, pero en tecnologías como 4K, que muchas marcas hablamos de ella, tenemos diferencias. No tengo duda de que el 4k de LG es mejor. ¿Por qué? Porque nosotros construimos los paneles.  Nuestra compañía LG Display es la número uno de paneles 4k. Muchas otras marcas nos los compran.”

El directivo reconoce que cada vez más se consumen contenidos a través de tablets y smartphones, pero también ha aumentado el número de smart TV instaladas.

Este comportamiento se asocia al momento y situaciones de consumo de contenidos. Si el uso de streaming es para entretenimiento familiar, los consumidores emplean un televisor, mientras que para matar el tiempo utilizan el teléfono o tablets.

Sobre la estrategia para comerciar los productos de alta gama, la firma quiere que el consumidor encuentre lo que más le gusta, y si busca un televisor exclusivo de gran tamaño estará en una tienda departamental acorde con su poder adquisitivo.

 

Familias ricas, un target de 244 mdd en México

¿Por qué LG apuesta por el segmento premium de nuestro país? Las tres ciudades de lujo más importantes del mundo son Nueva York, Tokio y la Ciudad de México, comentó el vicepresidente de Home and Appliance para LG México, Fabián Bielli, durante un encuentro con medios en el Innofest en Cancún.

Además, el mercado de electrodomésticos en México vale 1,600 millones de dólares (mdd) y el segmento premium representa 15% (240 mdd), detalló el directivo.

La firma surcoreana quiere venderle a los mexicanos más acaudalados televisores de ultra alta definición de dos millones de pesos (mdp), y un refrigerador que detecta el movimiento y se abre automáticamente, con un valor de 91,000 pesos. Incluso un purificador de aire llegará al mercado mexicano ante la crisis climática que vive la Ciudad de México.

“Si no nos damos cuenta del potencial sería una miopía de consumo importante. Es la economía más pujante de América Latina, a pesar de los vaivenes que pueda tener y según la perspectiva que se le quiera dar al mercado”, dice Bielli en entrevista.

La división de eletrodomésticos de LG crece entre 18 y 25% en México, dependiendo de la categoría.

El primer segmento que ataca la firma surcoreana es la población (120 millones de personas), después va por el nivel de consumo (el principal motor de la economía mexicana) y por último persigue el de la riqueza, al que va dirigido la gama premium de electrodomésticos.

“El mexicano es un consumidor curioso. Permanentemente está buscando algo nuevo, algo de innovación”, detalla el directivo.

Bielli, quien llegó a México desde hace 14 años, recuerda que lo primero que escuchó sobre el consumidor nacional es que muchos conjuntos musicales venían a probar su gira a México, y si tenían éxito entre la audiencia mexicana, triunfarían en el resto de América Latina.

“El mercado del norte se parece más al estadounidense, el centro es mixto y el sur se parece más al latinoamericano.”

 

Venezuela, sin efecto catarata

La región de América Latina se ha transformado geopolíticamente y ha hecho que LG vigile la evolución de países como Venezuela para determinar si afecta o no sus operaciones regionales.

“Esperemos que no haya un efecto catarata. Parece que, hasta hoy, la región ya está consolidada y solidificada para que esto no suceda.”

Por otra parte, Bielli –de origen argentino– comenta que su país está saliendo de una década con un estilo más conservador sobre la industria local, donde había algunas restricciones sobre los bienes de consumo, pero que el gobierno de Mauricio Macri tiene una perspectiva distinta.

“Van a tardar un poco en llegar las inversiones a Argentina porque debe haber una recuperación de la confianza de los mercados internacionales, de los indicadores y una calificación de organismos internacionales de un grado de inversión para que los capitales extranjeros puedan retornar al país en el largo plazo.”

El tipo de inversiones que se necesitan después de los anteriores gobiernos son largas, desde en infraestructura hasta energía, con tasas de recuperación superiores a una década, añade el directivo.

 

¿Aumento de precios por el dólar caro? 

El vicepresidente de Electrónica para el Hogar reconoce que hay un impacto por el tipo de cambio en los componentes para sus televisores, aunque la firma ha absorbido el golpe para no afectar el consumo.

Al preguntarle si el dólar en 20 pesos es el margen para aumentar sus precios, responde que el límite se asocia cuando aparecen las pérdidas.

La incertidumbre económica mundial tampoco es ajena para LG. El directivo comenta que los factores de riesgo son el Brexit y las elecciones en Estados Unidos, con el polémico empresario Donald Trump como candidato republicano a la presidencia.

“El consumidor se está enfocando más en gastar en productos de necesidad versus entretenimiento”, dice Hidalgo.

 

Sobre los riesgos de una desaceleración en la economía mexicana, Bielli dice que LG no es temeroso, sino participante.

Por el momento, la firma tecnológica descarta aumentos de precios en electrodomésticos derivados de la fortaleza del dólar frente al peso, que se han mantenido incluso con márgenes cercanos a los 20 pesos por cada billete verde. “Siempre hay precauciones. Nos mantenemos expectantes.”

Sobre políticas fiscales del gobierno mexicano, Bielli dice que puede mejorar.

“Participamos y apoyamos a la sociedad mexicana en las condiciones que tengamos que hacerlo. Siempre hay cosas para mejorar, pero vamos por buen camino.”

 

Siguientes artículos

Bloqueos de maestros provocarán cierre de empresas: Concamin
Por

Son diversas cámaras y asociaciones representantes de actividades productivas en México “que nos han reportado varias pé...