Diego Dzodan, vicepresidente de Facebook, fue puesto en libertad este miércoles, luego de ser aprendido en Brasil por no acatar una orden judicial para cooperar en una investigación sobre crimen organizado y tráfico de drogas.

Funcionarios judiciales dijeron que el juez en Brasil ordenó el arresto tras emitir una multa de un millón de reales (250,000 dólares) para obligar a Facebook a que brindara acceso a los investigadores a mensajes de WhatsApp relevantes para una pesquisa confidencial sobre narcotráfico.

Eso es casi imposible porque WhatsApp comenzó a utilizar tecnología de encriptación “end-to-end” (de extremo a extremo) en el 2014 que evita que la compañía controle los mensajes que se envían a través de su red, según Christopher Soghoian, tecnólogo principal con la Unión Estadounidense de Libertades Civiles.

El arresto, que Facebook calificó como una medida “extrema y desproporcionada”, se dio en momentos en que los medios sociales y las compañías de internet enfrentan una creciente presión de los gobiernos en todo el mundo que buscan acceder al contenido de los usuarios aludiendo razones de seguridad.

PUBLICIDAD

“Facebook siempre ha estado y siempre estará disponible para abordar cualquier pregunta que puedan tener las autoridades brasileñas”, dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico.

 

Siguientes artículos

México no pagará por el muro que planea Trump: Videgaray
Por

Trump, el aspirante que va a la cabeza en la contienda interna del Partido Republicano, ha desatado fuertes críticas en...