Descubre cuáles son los vicios financieros más comunes según la Condusef  y cómo eliminarlos para que tu ahorro se vaya al cielo.

 

 

Si entre tus hábitos financieros está gastarte toda la quincena, las compras compulsivas,  y evitas organizar tus recursos, posiblemente estés condenando la salud de tu ahorro.

PUBLICIDAD

Un artículo de la Comisión Nacional para la Protección  y Defensa de los  Usuarios de Servicios Financieros (Condusef)  reveló algunos de los pecados financieros más recurrentes entre los ahorradores.

Te presentamos los 7 pecados más recurrentes según Condusef y  cómo cambiar esos hábitos que perjudican tus finanzas:

 

1.- Soberbia 

En las finanzas,  se traduce como el rechazo a aprender de los errores y a no anticipar  posibles emergencias.  La mejor manera de combatirla es con información y la elaboración de un fondo para  imprevistos. También ayuda que revises tu presupuesto antes de consumir o invertir en algún bien o servicio.

2.-Avaricia.

Entre más tienes, más quieres. La acumulación excesiva de gastos puede llevarte a un consumo sin control  y hacer que tus vacaciones de ensueño se conviertan en una pesadilla.  No adquieras deudas  mayores a lo que puedas pagar y que obstaculice tu ahorro.

3.- Gula 

La deuda es su reflejo en tus finanzas. Por ejemplo, si compras hasta el último trago cuando sales de fiesta, torturas a tu bolsillo.Para combatir este pecado,  ten claro tu presupuesto. Con él podrás identificar tus ingresos y gastos semanales o mensuales.

4.-Envidia 

Desear lo que otros compran es otro de los pecados financieros y muchos recurren a la tarjeta de crédito para obtener ese objeto de deseo.  Prescinde del consumo de bienes que no necesitas y que quieres porque lo viste  en la calle o en tu trabajo.

5.-  Ira

El que se enoja, pierde. Cuando los planes no se desarrollan puedes enfadarte sin controlar tu reacción. Con el ahorro, puedes conciliar tus pasos antes de invertir y convertirlo en un arma para liquidar tus deudas.

6.- Lujuria

Puede entenderse como consumo desenfrenado, el llamado “comprar por comprar” mejor conocido como deuda. Para evitar este pecado, planea tus gastos y no compres compulsivamente todo lo que aparezca a tu paso.

7.-Pereza

¿Contratas servicios que no utilizas?, ¿comes en la calle para no cocinar? Evita posponer decisiones monetarias e identifica cuáles son gastos innecesarios para estimular tu ahorro con acciones sencillas como levantarte temprano o preparar tu comida para el trabajo.

 

Siguientes artículos

Series de tv, las reinas de la noche
Por

La oferta de esos adictivos pedazos de noche que han terminado por apoderarse de la preferencia de las audiencias, se mu...