De acuerdo con el Inegi, en México existen aproximadamente 18 millones de personas entre los 15 y los 25 años, franja que corresponde a los llamados centennials, generación Z (GZ) o boomlets, la generación de jóvenes que siguen a los millenials y que están dispuestos a cambiar las reglas del juego.

Los jóvenes de la generación Z son aquellos nacidos a finales de los 90 y principios de los 2000, nativos digitales en su totalidad y quienes han visto cómo la tecnología ha cambiado de forma radical el trabajo, la educación, el activismo, la política y la diversión.

Se tratan de grandes consumidores de contenidos y plataformas tecnológicas, aunque no necesariamente de gadgets, puesto que muchos de ellos aun no cuentan con ingresos estables. Además, suelen convivir de manera constante en redes sociales, sin embargo, Facebook no es su favorita.

Están acostumbrados a la micronarrativa, es decir, a ese conjunto de breves imágenes o videos que suelen contar una historia y desaparecen un día después, como las historias de Instagram o los estados de WhatsApp.

PUBLICIDAD

Por ello, las marcas y las instituciones se enfrentan a un nuevo cambio en su comunicación digital, ya que cuando por fin entendieron que necesitaban los millienials, los boomlets inundaron las redes sociales con nuevas exigencias de comunicación.

Cabe señalar que los términos millenials y centennials no corresponden a categorías demográficas como tales, se trata más bien de segmentaciones de mercado que ayudan a establecer hábitos de consumo, estilos de vida y comportamientos y aficiones de ciertos grupos poblacionales para agruparlos y entenderlos mejor.

Es cierto que los millenials sentaron las bases de nuevos modelos de negocios como la economía colaborativa, no obstante, serán los integrantes de la nueva generación quienes se encarguen de establecer dinámicas mucho más efectivas y equitativas para los usuarios y las plataformas.

Situaciones como el teletrabajo, paulatinamente se irán normalizando y se establecerán nuevas dinámicas de producción en las que una empresa en realidad sea un conjunto de individuos distribuidos por todo el mundo coordinándose digitalmente.

Por su parte, la GZ es la que se enfrentará de lleno con la Inteligencia Artificial más allá de los chatbots o los algortimos de distribución de las redes sociales. Encontrarán que muchas funciones que antes eran realizadas por humanos, las realizarán robots, sin embargo, eso dará pie a nuevas especializaciones y áreas laborales.

En cuestión política se enfrentarán a los esfuerzos gubernamentales y corporativos por tener un control más reacio sobre la información, por ello, les tocará luchar de una manera mucho más activa por la neutralidad de la red y por la libertad de expresión.

La nueva generación de usuarios de la tecnología refiere más que un amplio grupo de personas utilizando ciertos dispositivos, se trata de un cambio en la forma de pensar y concebir el mundo y de transformación de las acciones que realizamos cotidianamente. A la nueva generación de usuarios tecnológicos les toca construir lo que sus predecesores imaginaron.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cuando la persona evita trabajar y su solución
Por

Las personas insatisfechas, que perciben inequidad o frustración laboral, recurren a comportamientos indeseados para la...