El tour que combina lo magnífico del tren Eastern & Oriental Express y del crucero Belmond Road to Mandalay permite descubrir las maravillas naturales y culturales de Singapur, Bangkok, Yangon y Bagan.

 

¿Quién se resistiría a disfrutar de la cultura, arquitectura y los bellos paisajes naturales que se pueden encontrar en un paseo en tren y crucero por Asia Occidental? Por eso, aquí planeamos una ruta para los aventureros más sofisticados.

 

PUBLICIDAD

El inicio de una aventura inolvidable

Para todos aquellos aventureros, el recorrido que ofrece Belmond puede ser la opción a la hora de elegir el destino de su próximo viaje.

La primera parada iniciará en el reconocido Raffles Hotel de Singapur, donde se pueden disfrutar los atractivos que ofrece esta ciudad considerada como uno de los centros del comercio mundial. Recorrer barrios emblemáticos y  tradicionales o descubrir la belleza arquitectónica de sus mezquitas y templos budistas, son los argumentos principales en esta etapa del viaje. Además, Forbes Life recomienda deleitar todos los sentidos con los aromas y sabores que resguarda el Tekka Center, un mercado hindú de productos tradicionales.

El Jardín botánico, que cuenta con la más longeva colección de orquídeas que haya existido en la historia, insuflará aire puro a los pulmones tras una larga caminata por la urbe. Es importante no perderse las 5,000 aves pertenecientes a 380 especies que aloja el Jourong Bird Park.

Cortesía: Belmond

¡Pasajeros al tren!

En los siguientes días, los viajeros vivirán una aventura a bordo del lujoso tren Eastern & Oriental Express. Un detalle: al dejar atrás Singapur, la urbe se despide con una vista espectacular apreciable desde los ventanales del tren. Al alejarse poco a poco del centro de la ciudad, resaltan como estrellas en plena luz del sol las cúpulas doradas de varias mezquitas. Mientras se recorren las plantaciones de palmas de aceite y las pequeñas villas malasias, el apetito verá saciado su ímpetu con un suculento menú en el restaurante del tren.

Un amanecer después, el desayuno anticipa la llegada a la estación Kuala Kangsar, lugar idóneo en el que se puede descubrir tesoros escondidos, como la gran Mezquita de Ubudiah, el Museo Real Perak, la Galería Sultan Shah o un paseo por los bellos paisajes que ofrecen los verdes campos de arroz.

Al cruzar la frontera, justo en la puesta de sol, el tren se dirigirá colina arriba hasta llegar a Kuala Lumpur, situado a mitad de la selva. Sólo entonces la comida se acompañará con una copa de champaña para brindar por unas inquietas luces entre esa oscuridad infinita que brinda la atmósfera rural de Tailandia.

Cortesía: Belmond

Al llegar a la estación del puente del río Kwai, los pasajeros del tren continúan su aventura y se trasladan al crucero, acompañados de un historiador que les desgranará toda la información relativa al río majestuoso por el que navegan. En el quinto día, el destino será la ciudad de Bangkok. Múltiples perfumes emitidos por el mercado de flores y los sabores de la comida local son la antesala del lujo sereno de las habitaciones del hotel Mandarin Oriental.

 

Un río y majestuosas ruinas

A lo largo del octavo día de la aventura, las nubes harán su aparición en escena. Los viajeros toman un vuelo hacia Bagan para comenzar el viaje en crucero a bordo del Road to Mandalay. Durante cuatro noches, viajarán en una cabina Deluxe a lo largo del esplendoroso río Myanmar, observando los fascinantes paisajes naturales. La retina se llena de las características siluetas de las construcciones conocidas como pagodas, al tiempo que el paladar disfruta las propuestas culinarias del chef.

Mientras el barco navega por las colinas de Sangaing, comienzan a atisbarse las ruinas de la pagoda del Rey Bodawpaya, consideradas como el epicentro más importante del budismo. Al concluir el doceavo día, la peculiar travesía finaliza y los pasajeros desembarcan para regresar vía aérea a la cuidad de Bangkok, la “aldea de la ciruela silvestre”.

 

Siguientes artículos

Relaciones comerciales entre México y Japón se fortalecen
Por

El acercamiento entre ambas economías se debió principalmente a sus procesos de internacionalización que se suscitaron e...