En una ocasión, una cantante de jazz dijo en la tv mexicana, que si la mayoría de la gente que tiene prejuicios sobre el género, lo escuchara sin saber qué es, gustaría mucho de lo que está escuchando.

 

El jazz es uno de esos géneros musicales que lo mismo son amados que desdeñados. En una película (24 Hour Party People, de Michael Winterbottom, de 2002), el mítico personaje  Tony Wilson decía que aborrecía los conciertos de jazz, ya que los músicos se divierten más que el propio público. El género musical en mención es tan extenso y variado, que se vuelve muy fácil perderse entre la variedad y complejidad. A manera de pobre acercamiento, dejo un disco, un libro y una película sobre jazz que son garantía segura de calidad, calidez y disfrute.

1.- Kind of Blue-Miles Davis

PUBLICIDAD

Pocos discos en el mundo de la música en general, y del jazz en particular, gozan de la fama y prestigio que posee este emblemático LP. Grabado en 1959, Kind of Blue es la quintaescencia del jazz por antonomasia. Miles Davis se anotó un diez redondo, y de paso dio pauta a lo que hoy se conoce como el jazz modal, con una alineación de campeonato, algo así como un “dream team” del género, conformado por nada menos que  Cannonball Adderley en el sax alto, Paul Chambers en el bajo, el legendario Bill Evans al piano (quien por cierto es el único músico blanco en el álbum, dato controversial dado el contexto histórico de Estados Unidos), y por el enorme saxofonista John Coltrane.

Las seis composiciones originales del disco son un tour de force de todo amante del jazz y de la cultura popular mundial. Una emotividad que le hace honor al título del mismo. “Una especie de melancolía” es lo que este disco destila, con una trompeta de un Miles sumamente inspirado, totalmente revolucionado y adelantado a su tiempo. Ningún elemento falta o sobra.

Una obra como pocas, que merece la pena ser escuchado con la mente y los sentidos, y que a más de 50 años de distancia, sigue sonando imponente y poderoso.

 

FM7370

2.- La Historia del Jazz, Ted Gioia, FCE.

¿Qué fue primero, el jazz o el blues? ¿De dónde vienen las grandes bandas y la improvisación? ¿Quiénes han sido sus miembros más emblámaticos? ¿Qué es el hard bop, cómo surge el free jazz? Gioia hace un texto extenso y de consulta, con una redacción clara y sin desvíos retóricos para darnos un texto esencial y completo de la historia de uno de los géneros musicales más importantes del mundo.

Las historias de sus personajes, Parker, La Escuela de Chicago, los discos más representativos, sus elementos técnicos y compositivos. Este libro es de vital relevancia para quienes desean conocer más sobre el jazz, consultar un dato solamente, o tomarlo como referencia histórica, espejo de una evolución social, política y cultural, clave en muchas de las manifestaciones que hoy vemos.

3.- Let’s Get Lost, Bruce Weber, 1988.

Las historias de muchos de los personajes del jazz se encuentran llenas de personalidades solitarias, abigarradas, transgresoras. Es un mundo en la que la drogadicción ha sido moneda de cambio más o menos frecuente.

El trompetista blanco Chet Baker hizo muchas de las composiciones más tristes del mundo del género. El documental Let’s Get Lost es un filme desgarrador, filmado en saturado blanco y negro, que le imprime un toque sumamente melancólico y dramático a las entrevistas con amigos, narraciones poéticas y trompeta solitaria.

[youtube id=”9PfdYQzeJk0″ width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

Ese maldito nudo en la garganta
Por

En el corazón de mis libros está el regalo de la vida; está ese día cuando tenía doce años y descubrí que estaba vivo. C...