Existen alrededor de 6.3 millones de niños, niñas y adolescentes migrantes en Latinoamérica y el Caribe, los cuáles enfrentan situaciones de violencia según un informe realizado por la UNICEF, por lo que este organismo propone seis prioridades para protegerlos.

El primero es la protección de niños, niñas y adolescentes refugiados; después, la conclusión de la detención de ellos; el tercero es no separar a las familias migrantes; que tengan acceso a la salud; el siguiente es abordar causas estructurales que desarraigo y por último el combate a la xenofobia durante su ida, tránsito y retorno.

La población menor a los 18 años que emigra al norte de Latinoamérica para buscar mejores oportunidades es propensa a ser agredida por bandas delictivas, pobreza y exclusión de mejores condiciones de vida.

PUBLICIDAD

Durante su transcurso al sueño americano, miles de niños, niñas y adolescentes son víctimas de diversos tratantes de personas o de abusos ya que se encuentran desprotegidos de derechos. La situación se torna más peligrosa para aquellos que se encuentran solos o sin su familia.

La UNICEF exige la protección de los infantes y jóvenes y puedan acceder a servicios como atención médica y educación y a no ser separados por sus familias.

En el 2016, más de 30,000 menores de edad fueron regresados desde México y Estados Unidos a El Salvador, Honduras y Guatemala.

Te puede interesar: Panamá reunirá sector financiero de la región

 

 

Siguientes artículos

Actividad económica de Guatemala crece 3.7% durante el primer semestre
Por

Las actividades económicas que tuvieron mayor desempeño fueron Intermediación Financiera, Seguros y Fondos de Pensiones...