He visto innumerables casos de personas que, teniendo todo para generar riqueza en el ámbito que la desean, patean el éxito vendiéndose la idea de que llegará solo.

 

La generación de riqueza es un tema común entre quienes nos dedicamos a la consecución, concreción y superación de objetivos. Todos, en mayor o menor medida, queremos riqueza, y aquellos que no la quieren es porque:

  1. No saben lo que la riqueza es.
  2. Confunden la riqueza y los tipos de riqueza.
  3. Creen que la riqueza tiene una carga cultural negativa.
  4. Todas las anteriores.

Y ¿cómo saber si quieren o no riqueza?, pues:

PUBLICIDAD
  1. Su mente dice que sí, pero su emoción pone trabas.
  2. Su emoción dice que sí, pero su mente pone trabas.
  3. Su mente dice que sí, pero su espíritu dice que eso es malo.
  4. Su espíritu dice que sí, pero sus valores culturales y sociales no lo permiten en otras escalas.
  5. Todas las anteriores

Muchas personas no alinean su pensamiento, emoción y acción en consecuencia, y estos temas resultan una constante que genera ruidos en esquemas de valor de todos los niveles socioeconómicos. Hasta en los millonarios, quienes, en cierta escala, buscan esconder un sentimiento de culpa con labor social, aportaciones, regalos o vertiéndose a la religión, pues de esa manera intentan generar un balance significativo a nivel mental que busca exculparlos de situaciones. (Se ven más acentuados en las mujeres que en los hombres, pues culturalmente son ellas las que transmiten los esquemas de valor a los hijos.)

Podemos tipificar la riqueza en muchas formas, pero veamos estas cuatro de manera simple y sin tanto lío:

  1. Riqueza económica: Dinero.
  2. Riqueza espiritual: Poder personal y solidez con base en mis creencias religiosas (sea cual sea).
  3. Riqueza de conocimiento y sabiduría: Absorción de conceptos y conocimientos de cualquier tipo, mediante una forma de estudio, análisis o vivencia, que puede ser o no académica.
  4. Riqueza individual: Autenticidad, mediante la alineación de todos los esquemas de valor personal, con dirección y sentido en favor de la plenitud y felicidad individual, como una elección consciente.

He visto innumerables casos de personas que, teniendo todo para generar riqueza en el ámbito que la desean, patean el éxito vendiéndose la idea de que llegará solo, de que no es su momento, y de que no lo necesitan (y de éstos están llenos los panteones, como decía la abuela). Y podemos pensar que quizás algunas veces eso sea cierto, pero en su mayoría, una vez que limpiamos la mente, nos damos cuenta que era una forma de autosabotaje o pretexto para encubrir un tema no resuelto.

Esos conflictos personales no resueltos, normalmente son sólo la cobertura de miedos escondidos.

Por ello, para terminar, te dejo que te lleves estas seis preguntas que te ayudarán a esclarecer temas en torno a la riqueza y el dinero.

Así que toma lápiz y papel, y hazlo, no importando tu nivel socioeconómico o sociocultural, pues existen temas a limpiar en torno a la riqueza y el dinero, tanto en el millonario como en el humilde:

  1. ¿Crecí con alguna idea preconcebida en torno a lo que la riqueza es?
  2. ¿Relaciono siempre riqueza con dinero?
  3. ¿Crecí con alguna idea preconcebida en torno al dinero? (Si tu respuesta es sí), ¿cuál crees que sea?
  4. ¿Crecí con algún tipo de carencia que en mi interior se relacionó con dinero? (Ver también las carencias afectivas con familiares ausentes, que suceden mucho en familias de dinero.)
  5. ¿Cómo la historia de vida de mis padres o abuelos afectó mi forma de ver y entender la riqueza? ¿Qué era la riqueza para ellos? Y ¿qué heredé de su forma de ver la riqueza?
  6. ¿Qué temas son los que trabajar, pues son dos necesidades “a elegir” en un mismo nivel que me generan conflicto?

Comienza por ubicar los temas a trabajar, pues hacerte consciente de los mismos te hará dar un paso más firme mientras caminas en favor de la generación de riqueza económica, o materialización de la riqueza personal, cuestión que hablaremos en el siguiente artículo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Correo: [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.