La difícil situación de Activision Blizzard, la compañía de videojuegos más grande del país, se intensificó el martes por la mañana con la renuncia del ejecutivo J. Allen Brack, presidente de la subsidiaria Blizzard Entertainment, quien supuestamente sabía sobre el “acoso sexual constante” que enfrentan las empleadas durante más de una década; hundiendo el valor de mercado de la empresa y marcando las últimas consecuencias en un juicio de años contra la discriminación y el acoso en el lugar de trabajo.

HECHOS CLAVE

Activision Blizzard, con sede en Santa Mónica, California, el editor de títulos populares como World of Warcraft y Call of Duty, le dijo al personal sobre la partida de Brack en un correo electrónico el martes por la mañana, diciendo que el veterano con 16 años en la compañía “buscaría nuevas oportunidades” sin mencionar el lugar de trabajo, ni la demanda presentada a principios de este mes que provocó una revuelta masiva del personal.

En la demanda presentada el 20 de julio, por el Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California alegó que los ejecutivos de alto rango de la compañía estaban involucrados en una cultura típica de “un chico de fraternidad generalizado” que fomentaba un “caldo de cultivo para el acoso y la discriminación contra las mujeres”, alegaciones que Activision inicialmente afirmaban eran “descripciones distorsionadas, y en muchos casos falsas, del pasado de Blizzard”.

La respuesta defensiva llevó a más de 1,500 trabajadores a dejar sus trabajos la semana pasada en protesta, y miles más firmaron una carta el lunes pasado diciendo que la gerencia “dañó [su] búsqueda continua de igualdad dentro y fuera de [la] industria” y exigió nuevas declaraciones de la empresa “que demuestran compasión por las víctimas de acoso”.

En un comunicado el martes, Brack, que no ha sido acusado de acoso sexual, no mencionó las acusaciones de una cultura tóxica en el lugar de trabajo, pero dijo que los dos vicepresidentes ejecutivos designados para reemplazarlo “proporcionarán el liderazgo que Blizzard necesita para desarrollar todo su potencial y acelerar el ritmo del cambio”.

Las acciones de Activision Blizzard se desplomaron más del 5% el martes y llevaron las pérdidas desde la demanda a casi el 15%, eliminando más de $ 10 mil millones de dólares en valor de mercado para la empresa, ahora con un marketcap de alrededor de $ 61 mil millones de dólares.

Sigue la información de la tecnología en nuestra sección especializada

“Quedó claro” para el liderazgo de la empresa que Blizzard Entertainment “necesita una nueva dirección y liderazgo dado el trabajo crítico que se avecina en términos de cultura del lugar de trabajo, desarrollo e innovación de juegos”, dijo Activision en un comunicado el martes.

ANTECEDENTES CLAVE

El movimiento #MeToo se convirtió en una frase común en 2017 luego de las acusaciones de violación y acoso sexual contra el deshonrado productor de cine Harvey Weinstein, quien fue sentenciado a más de dos décadas tras las rejas el año pasado. El movimiento cobró fuerza rápidamente en Hollywood y desde entonces se ha extendido a otras industrias, golpeando Silicon Valley, el ejército de los Estados Unidos y, más recientemente, conduciendo a la detención policial del popular cantante canadiense Kris Wu el lunes.

Sin embargo, la industria de los videojuegos, durante mucho tiempo un campo dominado por los hombres, ha tardado en fomentar el cambio, dijeron expertos de la industria al New York Times la semana pasada.

CITA CLAVE CRUCIAL

“Esto podría significar una responsabilidad real para las empresas que no se ocupan de sus trabajadores y están creando entornos de trabajo inequitativos donde las mujeres y las minorías de género son mantenidas al margen y abusadas”, dijo Carly Kocurek, profesora asociada del Instituto de Tecnología de Illinois especializado en humanidades y juegos al New York Times.

QUÉ OBSERVAR

Activision informará las ganancias del segundo trimestre después de la campana de cierre del mercado el martes. La teleconferencia posterior a las ganancias de la empresa brindará a los ejecutivos la oportunidad de responder a las preguntas de los analistas sobre el ajuste de cuentas del lugar de trabajo de la empresa.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

PUNTO CRÍTICO

“Los ejecutivos de nuestra empresa han afirmado que se tomarán medidas para protegernos, pero ante las acciones legales y las preocupantes respuestas oficiales que siguieron, ya no confiamos en que nuestros líderes colocarán la seguridad de los empleados por encima de sus propios intereses”, dijeron los empleados de Activision en su carta enviada a la gerencia la semana pasada. “Afirmar que se trata de una ‘demanda verdaderamente irresponsable y sin mérito’, mientras se ve a tantos empleados actuales y anteriores hablar sobre sus propias experiencias con respecto al acoso y el abuso, es simplemente inaceptable”.

POR: Jonathan Ponciano

 

Siguientes artículos

China dice es poco probable que restos de su cohete causen algún daño
Porsche se une a los negocios en el espacio: adquiere participación en compañía aeroespacial
Por

Esta no es la primera inversión del Porsche Automobil Holding SE, que ha participado en las OPI de las empresas AEVA y M...