En noviembre de 2013, el Gobierno mexicano comenzó un proceso de arbitraje alegando que los cambios hechos por Estados Unidos a sus reglas de etiquetado, no eliminaban aspectos discriminatorios que impedían el acceso de su atún a ese mercado.

 

Reuters

México dijo que exigió a Estados Unidos cumplir con un fallo de la Organización Mundial de Comercio emitido en 2012 sobre el etiquetado “dolphin-safe” (amigable con delfines) para el atún mexicano, a fin de que sus exportaciones puedan llegar al mercado estadounidense.

PUBLICIDAD

México inició en noviembre un proceso de arbitraje ante la OMC alegando que cambios hechos por Estados Unidos a sus reglas de etiquetado no eliminan aspectos discriminatorios que impiden el acceso de su atún a ese mercado.

“México, a diferencia de Estados Unidos, ha demostrado que la pesca de atún mexicano está certificada internacionalmente, asegurando que no hay daño, ni mortalidad regular y significativa de delfines”, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado tras detallar que esta semana envió una nota escrita a la OMC con su exigencia.

El panel de arbitraje solicitado por México fue conformado el 20 de enero y se estima que su decisión se dará a conocer en diciembre de este año, agregó.

“Si la decisión de la OMC confirma que Estados Unidos no ha cumplido cabalmente con sus obligaciones internacionales, México estaría en posibilidades de adoptar represalias comerciales a Estados Unidos”, dijo la secretaría.

 

Siguientes artículos

Fondos de materias primas repuntan en primer trimestre
Por

Los administradores dijeron que sólo unos pocos de los fundamentos alcistas se mantendrían hacia el segundo trimestre y...