Programas en fronteras, para la certificación de empresas y la Ventanilla Única Digital, buscan hacer más eficiente el comercio entre México y el mundo.

 

Por Reyna Isabel Ortega

 

PUBLICIDAD

En materia de facilitación comer­cial a nivel mundial, México ocupa el lugar 61 de 138 países evaluados en el estudio: The Enabiling Trade Index 2014 realizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Dicho estudio otorga una calificación del 1 al 7 a cada país de acuerdo con la evaluación a cuatro rubros: acceso al mercado; administración de fronteras; in­fraestructura y ambiente operativo.

Mismos que a su vez implican siete pilares: acceso al mercado doméstico; acceso a mercados extranjeros; eficien­cia y transparencia en administración de fronteras; calidad y disponibilidad en infraestructura de transporte y calidad de los servicios de transporte; disponibilidad y uso de tecnologías de la información y ambiente operativo.

Por lo que respecta a la eficiencia y transparencia de administración de fron­teras nuestro país fue ubicado en el sitio 62 con una calificación de 4.1, indica­dores que le permiten ser, en materia de acceso a mercados, uno de los países que ofrece más ventajas competitivas en América Latina. Aunque también se reconoce que falta mucho camino por recorrer en la simplificación y seguridad aduanera.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconoce que las garitas son un fenómeno que se difundió en toda la zona fronteriza, en el norte y sur del país, a lo largo de los últimos 50 años y que en su momento tuvieron una razón de ser, pero hoy en día se han convertido en un punto de conflicto social, de obstruc­ción y de daño a la vida cotidiana de los estados fronterizos.

La presente administración tiene en marcha un Programa para la Zona Fron­teriza, que entre otros puntos, contem­pla la eliminación de garitas en forma gradual y la simplificación de procesos y trámites aduaneros en Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tam­aulipas, Quintana Roo, Sonora y Tabasco.

Aunado a esto, la SHCP tiene el ob­jetivo de facilitar y agilizar el comercio exterior en las aduanas para alcanzar menores tiempos de revisión con mejores tecnologías y convertirlas en centros de productividad y competitividad, todo ello respaldado con la implementación de la Ventanilla Única y el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC).

Para el Consejo Empresarial Mexi­cano de Comercio Exterior Inversión y Tecnología (COMCE) esta agilización fronteriza implicará menos costos de op­eración logística y menores tiempos de tránsito de las mercancías hacia su desti­no, con vistas a alcanzar el anhelado Just in Time.

La medida, junto con las inversiones destinadas a la infraestructura aduanal, permitirá mejorar el tiempo de servicio principalmente con nuestro socio comer­cial, Estados Unidos. Así como una nue­va oportunidad para las empresas que buscan colocar sus productos más allá de nuestras fronteras.

De acuerdo con el mismo estudio del WEF, de mejorar la facilitación comer­cial mundial en los cruces fronterizos se podrían añadir para el año 2020, 1.2 trillones de dólares al PIB mundial. En el caso de México podría alcanzar hasta los 30 billones de dólares.

Publi HSBC

 

Siguientes artículos

Inflación en China toca su nivel más bajo en 5 años
Por

La inflación subió un 0.5% en septiembre respecto al mes anterior, frente a una ganancia de un 0.4% prevista por los eco...