Este crecimiento puede ser posible, aclara el presidente y editor en jefe de Forbes Media, siempre y cuando Estados Unidos continúe su camino rumbo a la consolidación económica, crezca por lo menos 3%, exista una revisión en el cobro de impuestos y el peso logre su estabilización.

Parece difícil de creer, pero México se encuentra en uno de sus mejores momentos económicos derivado de las reformas estructurales, dijo Steve Forbes, presidente y editor en jefe de Forbes Media, quien aseguró que el país podría crecer 6% en los próximos años.

A pesar de la mala racha económica que impera en el mundo, opinó que el país ha salido bien librado y está por llegar a su mejor momento.

PUBLICIDAD

Este crecimiento de 6%, explicó, México lo puede concretar siempre y cuando Estados Unidos continúe su camino rumbo a la consolidación económica, crezca por lo menos 3%, exista una revisión en el tema de impuestos y el peso logre su estabilización.

Durante la conferencia “Inversiones SURA 2015: Navegando en la economía para el éxito de los negocios”, opinó que para lograr un mayor crecimiento es importante revisar a la baja los altos niveles de impuestos: “Por ejemplo, en Japón, el impuesto a la nomina es de 35%… En Grecia, hay demasiados impuestos… En México, se sentirán un poco en shock por lo que voy a decir, pero tienen demasiados impuestos, incluso tienen un impuesto a los refrescos…”

En algunos países de Europa, explicó, la tendencia es diferente, como en el caso del impuesto corporativo que llegó a 19%. Steve Forbes dijo que una de las posibilidades en este sentido es tener un impuesto fijo que se coloque en niveles de 10 o 12%: “Existe el impuesto de 35% (ISR en México), es demasiado, bájenlo a 10%, hay impuesto de nómina, hay de seguridad social y así 60% de la economía es informal”, dijo.

También destacó que es de suma importancia simplificar los trámites: “El costo de arrancar un negocio es de 19% del ingreso… Háganlo simple, háganlo barato, que sea simple.”

La política monetaria es otro de los factores que deben ser revisados junto con una eficiente administración del gasto público. “El dinero funciona mejor cuando tiene un valor estable… si la Fed estuviera a cargo de los relojes, a veces las horas tendrían 60 minutos, a veces 80 minutos o 90 minutos”, dijo Forbes.

Explicó que el dinero hace que el comercio sea más fácil, pero no es sinónimo de riqueza. El dinero mide el valor y se basa en la confianza, opinó. Para él, es importante defender el peso que en un futuro no muy lejano podría convertirse incluso en una moneda referente en América Latina.

“Cuando Estados Unidos decidió debilitar a la moneda, el valor se muda a los commodities, todo sube de precio, esto es una señal de problemas. Esto es porque la demanda de estos productos se vio afectada por la debilidad de la moneda, no porque realmente existiera otro problema. Esto provocó un boom artificial”, dijo.

Para Steve Forbes, el dólar ha sido como una montaña rusa en la que al peso le ha ido bien.

Otro de los factores que favorecería al país, explicó, es el incremento del crédito a los pequeños comercios y al sector hipotecario que en los últimos años ha alcanzado 6%. Al respecto, opinó, se han registrado incrementos en crédito a las empresas grandes de hasta 30% y a gobiernos en la misma proporción.

Para Steve Forbes, lo mejor está por venir y algunas de las señales de que la economía se encuentra por buen camino son el creciente y exitoso sector automotriz y las reformas estructurales.

 

 

Siguientes artículos

Congestión vial cuesta 20,000 mdp anuales a la Ciudad de México
Por

La Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad busca impulsar el desarrollo de nuevas empresas de transporte que mejor...