La influencia de Estados Unidos no alcanza para explicar el desplome económico que ha tenido México.

 

 

La debilidad de la economía mexicana se agudizó al inicio del año, con posibilidad de reportar un crecimiento negativo con respecto al trimestre anterior. A pesar de que la economía estadounidense se moderó ligeramente en el primer trimestre, esto no alcanza a explicar el desplome económico en México.

Dado el flojo inicio de la actividad productiva en el país, estimaciones preliminares indican que la economía se enfila a reportar una contracción de alrededor de 0.3% en el primer trimestre, con respecto al trimestre previo con cifras desestacionalizadas.

Lo anterior implica que para que la producción alcance un crecimiento anual de 2% en el primer trimestre (cifras sin desestacionalizar), el IGAE debería repuntar 2% anual en febrero y 3% en marzo, después del magro 0.8% de enero. Esto,  considerando que marzo fue beneficiado por el efecto estacional de la Semana Santa que se celebró en marzo del año pasado.

La economía mexicana sufre de una debilidad estructural acumulada en los últimos trece años de ausencia de cambio estructural. Lo cual se vino a agravar con los efectos depresivos del cambio de gobierno, que introduce retrasos tanto en la ejecución del presupuesto federal como en las decisiones de consumo e inversión del sector privado.

La recuperación estadounidense ciertamente se ha moderado, pero no es suficiente para explicar la tremenda debilidad de la economía mexicana, lo cual es evidencia de una anemia crónica. De hecho, el argumento más socorrido a últimas fechas ha sido que el clima invernal en los Estados Unidos afectó a las exportaciones mexicanas.

Mientras en Estados se espera que la actividad productiva sólo se haya moderado ligeramente en el primer trimestre hacia un crecimiento de 0.50% con respecto a un 0.65% en el trimestre previo. En México las cifras preliminares indican que la economía presentó una contracción de al menos 0.3% en el primer trimestre con respecto al magro avance de solo 0.18% en el trimestre previo. Esto indica que se está usando a la víctima equivocada para explicar la debilidad del crecimiento mexicano.

*  Las ideas aquí expresadas son de la exclusiva responsabilidad del autor y de ninguna manera deben ser atribuidas a la institución para la cual trabaja.

 

Contacto:

Twitter: @AlfredoCoutino

http://www.alfredocoutino.com

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Identificar los riesgos
Por

El riesgo en cualquiera de sus modalidades al realizar una actividad comercial siempre está latente, lo importante radic...