Aunque la salida de Estados Unidos del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP por sus siglas en inglés), antes conocido como TPP, redujo significativamente el impacto comercial y económico previsto, los países integrantes podrán considerarlo como una victoria, y en el caso de México un paso para diversificar sus lazos comerciales más allá de la nación gobernada por Donald Trump.

“La apuesta de México sigue siendo correcta y eso nos va a abrir muchas puertas, no sólo en mercados asiáticos, este acuerdo tiene la ambición de proyectar el mercado con Canadá, el mercado con países inexplorados como es Nueva Zelanda, es una apertura de oportunidades”, afirmó en entrevista con Forbes Armando de Lille, socio de Practica de Comercio Exterior y Aduanas de Baker McKenzie.

Aunque son altas las expectativas de que el resultado final de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) sea favorable para los tres países son altas; el CPTPP es una señal clara de que, en materia comercial, México “no se quiere quedar con una sola apuesta”.

“Suponiendo que la renegociación del TLCAN no llega a buen puerto, si ese fuera el escenario, primero hay que considerar que el 40%, del comercio entre México y Estados Unidos ya se realiza libre de aranceles con o sin tratado, pero si se terminará, la apuesta comercial con Canadá va a ser muy efectiva”.

PUBLICIDAD

En opinión del especialista, los cambios elaborados del acuerdo original al que se firmó el 8 de marzo en una ceremonia encabezada por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, son marginales y únicamente se ajusta al retiró de Estados Unidos.

Lee también: TPP-11 nace con una guerra comercial a punto de estallar

El CPTPP, incluye a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam; y establece mecanismos para eliminar aranceles sobre productos industriales y agrícolas en una zona con un intercambio comercial que supera los 3.84 billones de dólares.

Asimismo, el TPP 2.0, como también se le denominó durante el proceso de negociación, incorporó 20 suspensiones, entre las que se encuentran los temas enfocados en propiedad intelectual del sector farmacéutico y derechos de autor.

Sin la participación de Estados Unidos, los 11 miembros que integran el CPTPP reportarán un crecimiento económico menor y las oportunidades perdidas se sentirán más en Vietnam, Malasia y Japón, al tratarse de países que aprovecharían al máximo el acceso al mercado estadounidense, de acuerdo con un análisis de Moody’s Investors Service.

Malasia será el país más beneficiado con las modificaciones, ya que le proporcionarán acceso de exportación a mercados de Canadá, Perú y México, de acuerdo con la calificadora.

En el caso de México, será la industria manufacturera mexicana uno de los sectores más beneficiados con la entrada de nuevos insumos intermedios al país, de acuerdo con de Lille.

“Es el sector que más beneficiado se va a ver tanto para destino a mercado mexicano como para la exportación”, detalló.

Con Vietnam como socio comercial, el mercado mexicano de aumentos integrará productos agrícolas que hasta la fecha no estaban disponibles.

Pero no todos los sectores productivos mexicanos consideraron positiva la apertura comercial con 10 países.

Tanto el sector textil como el acerero temen que no puedan competir con la entrada de productos asiáticos a gran escala y menor precio, sin embargo, el experto dijo que esto se puede solucionar con los mecanismos de solución de diferencias o antidomping que incluye el tratado.

Te puede interesar: EU considerará volver al TPP cuando cumpla con otras metas: Mnuchin

 

Siguientes artículos

Hay obstáculos para acuerdo entre la UE y el Mercosur: funcionarios
Por

Los bloques preveían cerrar el acuerdo en diciembre pasado pero esa fecha fue postergada luego de que miembros de la UE...